Reportaje sobre la reproducción del lori arco iris (Trichoglossus haematodus).

Este artículo se basa en la información obtenida a lo largo de cuatro años con dos parejas de Lori Arco Iris silvestres (Trichoglossus haematodus haematodus) de los que desconocía la edad. Una de las parejas ( pareja 1) se había elegido libremente, mientras que la otra (pareja 2) se formó con los dos ejemplares restantes sin posibilidad de elección. La pareja 1 estaba muy unida y fueron excelentes criadores, pero la pareja 2 apenas mostraba interés mutuo ( el macho se sentía muy atraído por la hembra de la pareja 1) y criaban casi por obligación, solamente cuando la pareja 1 empezaba a mostrar conductas de anidación.

Alojamiento

Las dos parejas están alojadas al exterior ( en el clima mediterráneo de la isla de Mallorca) en jaulas suspendidas de tela metálica. Las jaulas de 1x o,80 x0,80 metros disponían de perchas hechas con ramas y un recipiente ancho para el baño. Durante los meses de octubre a abril cubría las jaulas con un plástico.

sArticle-20101229140235-11 reproducción del Lori arco iris Reproducción del Lori arco iris (Trichoglossus haematodus)  sArticle 20101229140235 11

 

sArticle-20101229140319-17 reproducción del Lori arco iris Reproducción del Lori arco iris (Trichoglossus haematodus)  sArticle 20101229140319 17

 

   Nidos

Los nidos tienen forma de “L” y miden 30 cm de profundidad x18 x 18 con un compartimento adicional de       18  cm de altura unido al anterior (ver figura1). En el fondo del nido deposité viruta de madera hasta un            grosor    de 3 centímetros que renovaba después de cada nidada. Al colocar la viruta limpia la trataba con        un producto  en polvo contra los ácaros. Mantengo el nido dentro de la jaula durante todo el año ya que a        loris les gusta  dormir en ellos.

 

 

Dieta

Suministro la comida dos veces al día. Por la mañana les doy un preparado que obtengo mezclando comida para monos remojada y papilla para bebés ( sin eche). De vez en cuando añado suplementos naturales como levadura de cereza o mantequilla de cacahuete. Además del preparado les suministro una rebanada de pan integral untada con miel y un suplemento multivitamínico y minerales, ¼ de un huevo duro, 2 vegetales y una fruta. A las cinco de la tarde les doy zumo de melocotón mezclado con un poco de papilla para bebés. En los meses de invierno este zumo se lo doy caliente. Recomiendo preparado para loris con un 19% de proteína. Menos puede causar la muerte del ave; más la vuelve agresiva y puede perjudicar su salud.

Cuidados
Regularmente les corto la uñas y las plumas de las alas. Una vez al año los trato con un producto contra los gusanos, pues nunca se sabe que pueden esconder las perchas de ramas naturales o las patas de los animales visitantes. Cuando los desparasito, registro su peso.

Cría

Se reproducen 8 meses al año, interrumpiendo la cría de mediados de agosto a noviembre. Las altas del verano parecen disuadirles de la cría, mientras que la luvia los estimula, pero puede tratarse de una coincidencia. Según mi experiencia las hembras parecen ser dominantes en la pareja, mientras los machos las siguen a todas partes. Son ellas las que incitan al macho y éste las monta. La cópula tiene una duración de unos pocos minutos, y tiene lugar en cualquier parte de la jaula y a menudo en el interior del nido. No parece importarles que les observe.

Una semana después de la cópula, tiene lugar la puesta del primer huevo. Suelen realizar la puesta por la mañana muy temprano. Dos o res días después pone el segundo huevo que completa la puesta, que en estos pájaros es de dos huevos. Son de color blanco rosado muy pálido de una longitud de 2,55 cm y de 2,05 a 2,10 cm de diámetro. Su esovaria entre 5,98 y 8,67 gramos. El peso medio es de 7,34 gr. El tamaño del huevo no es un indicador ni del sexo ni de a habilidad para eclosionar del polluelo. La incubación empieza después de la puesta del segundo huevo y la realiza la hembra. El macho pasa mucho tiempo en el interior del nido con su pareja. No son unos incubadores “empedernidos” ni siquiera cuando hace frío, sin embargo cuando reviso los huevos siempre están calientes. Las dos parejas permiten que inspeccione sus nidos y saque los huevos durante unos minutos para revisarlos, mirarlos al trasluz y pesarlos. Para identificarlos los marco con lápiz. En cuanto devuelvo los huevos al nido, los padres continúan con a incubación.

 

sArticle-20101229150313-85 reproducción del Lori arco iris Reproducción del Lori arco iris (Trichoglossus haematodus)  sArticle 20101229150313 85sArticle-20101229140253-59 reproducción del Lori arco iris Reproducción del Lori arco iris (Trichoglossus haematodus)  sArticle 20101229140253 59

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También son capaces de incubar un tercer huevo de lori y adoptar al polluelo. De manera que algunas veces los utilizo para incubar huevos de mis eso bornea, ya que tienden a comer sus huevos.

El periodo de incubación es de 24 a 29 días dependiendo de la temperatura ambiente. Lo normal son 25 días, que se prolongan algunos más cuando el tiempo es muy frío.

Incubados artificialmente los huevos eclosionan a los 25 días. Las condiciones de incubación son las siguientes: temperatura: 37,5º C, temperatura de confort 27,8ºC, humedad relativa 70%. Los huevos pierden un 13% de su peso desde la puesta hasta la eclosión.

El polluelo perfora la membrana interior y empieza a respirar aire dos o tres días antes de la eclosión. La primera rotura de la cáscara suele ocurrir entre 12 a 24 horas después. La eclosión se produce a última hora de la mañana dos días después de la primera ruptura. Los recién nacidos pesan de 5,5 a 6,5 gramos. Uno de cada tres polluelos es macho Los polluelos que no han sido incubados artificialmente los acostumbro a retirar del nido a los 14 días de edad para criarlos a mano. En el caso de los eso bornea es necesario retirar a todos los polluelos antes de que aparezca una sola pluma roja.

Al principio, cuando retiro los polluelos, los padres parecen estar un poco molestos. Después de dejar a los polluelos en la nurseria, vuelvo con los padres y les doy las gracias por su trabajo y por haberme dado unos bebés tan encantadores. Entonces se acercan, sujetándose a la tela metálica de la jaula, me dan besos y escuchan sin parecer enfadados. Luego se ponen a comer o a jugar y se pavonean, probablemente están agradecidos. A veces creo que estoy algo loca, pues criar pollos a mano es un trabajo agotador.çSi elijo la cría a mano para mis polluelos es con el fin de que tengan más suerte en su vida como pájaro manso. Un loro bien adaptado a la cautividad, que da besos y no muerde tiene mayor probabilidad de ser querido y cuidado que un pájaro silvestre.

No quiero que pongan a mis polluelos (o a cualquier otro pájaro) en una jaula pequeña, en un rincón dónde sea ignorado, llevando una vida horrible asta que muera de infelicidad, aburrimiento, falta de cuidados o de la combinación de todos estos factores.
Tabla de puestas

Pareja Año Huevos puestos Huevoseclosionados Incubadosarificialmente Incubadosporlos padres
1 1995 12 12 x
2 3 2 x
1 1996 8 8 x
2 7 6 x
1 1997* 6 4 x
2 4 4 x
1 1998 11 9 2 9
2 4 4 x

* En febrero de 1997 me mudé de casa y trasladé mi colección y ocupé la entrada de año en realizar obras. Mis parejas hicieron su primera puesta en abril y marzo respectivamente. Durante este año sufrí dos caídas de jaula y en verano las temperaturas fueron muy elevadas

 

sArticle-20101229141202-36 reproducción del Lori arco iris Reproducción del Lori arco iris (Trichoglossus haematodus)  sArticle 20101229141202 36Paula Van der Werken