Es sabido que habitualmente se producen fugas no deseadas en jaulas y aviarios que tienen puertas de acceso con cierres clásicos. Para evitar tales sucesos intentaremos dar algunas indicaciones que nos permitirán dar mayor seguridad a nuestras instalaciones. Con frecuencia podemos leer o escuchar comentarios a cerca de la pérdida de nuestras mascotas con alas, entre las cuales podemos destacar como “expertos” en fugas a los agapornis, las cotorras o las cacatúas Goffini.

Entre las medidas de seguridad que podemos aplicar destacaremos:

Pasillo adosado

Quizá la más adecuada y efectiva de todas ellas, ya que en caso de que el ave salga de su pajarera quedará retenida en este recinto dónde podremos tener la oportunidad de recuperarlo sin problemas. Este tipo de cierre, como es lógico, se utiliza en construcciones en batería. El único iconveniente es que tenemos que “sacrificar” espacio. Este pasillo puede estar adosado a la parte trasera o delantera de la batería o bien utilizarlo como espacio común entre dos baterías de voladeros situados uno frente al otro.

Medidas de seguridad Medidas de seguridad sArticle 20110123171549 29

Doble puerta

Se utiliza en voladeros con unas ciertas dimensiones, ya que en pajareras pequeñas no serían factibles. Otra de las aplicaciones de la doble puerta puede realizarse en estructuras en batería, de tal manera que el vestíbulo de seguridad se sitúa en uno de los extremos, accediendo al interior de cada uno de los recintos a través de puertas continuas. Sin embargo esto sólo es útil para la limpieza y en ocasiones para el control de los nidos, Por lo tanto la distribución de agua y comida tendrá un acceso directo desde el exterior.Si realizáramos esta tarea por las puertas que comunican los aviarios o bien deberíamos disponer de un número reducido de recintos o en caso contrario ocasionaríamos demasiadas molestias a los animales.

Doble puerta Medidas de seguridad Medidas de seguridad sArticle 20110123171610 85

Cierres

Intentaremos evitar, siempre que sea posible, puertas con cierres endebles o mal encajados susceptibles de quedar mal cerrados. Elegiremos cierres que nos ofrezcan una mayor garantía tales como aldabas valencianas, pestillos que puedan bloquearse, etc. En cualquier caso procuraremos no utilizar cierres muy complicados que no puedan ser accionados con una sola mano ya que a menudo nos encontraremos en situaciones como manipular una ave, transportar comida o agua. Puertas El tamaño de las puertas no debería ser superior al 50% del frontal del aviario y estar colocadas en la mitad inferior del mismo. Para facilitar nuestro acceso al interior lo óptimo sería elevar la construcción unos 25 centímetros del nivel del suelo.

Otros sistemas

En voladeros de poca altura, ya sea por razones de espacio o de ubicación, una posible solución para evitar el riesgo de fugas, y a su vez tener una cierta comodidad para acceder a su interior para la limpieza, sacar nidos, etc. consiste en cerrar la parte superior del arco interior de la puerta con un trozo de tela metálica. Colocaremos la tela de forma basculante y que cierre una cuarta parte del hueco de la puerta. Esto nos permitirá abrir la puerta con una cierta garantía a la hora de repartir comida y agua. También podemos colocar una cortina de cadenas metálicas ( como las que se utilizan como mosquiteras) por detrás del arco interior de la puerta de acceso al volador. Es evidente que todo lo dicho anteriormente sirve tan sólo para evitar aquellas posibles fugas que dependen de una mala planificación al construir los recintos. Sin embargo existe otro tipo de “fugas” más dolorosas por cuánto los responsables son nuestros propios semejantes… Lamentablemente el robo de aves es algo cada vez más frecuente. Es importante pues que adoptemos algunas precauciones para evitarlos en la medida de nuestras posibilidades. Cualquier medida que dificulte el acceso a nuestras pajareras puede disuadir cuando menos al ladrón ocasional. No debemos confiar nunca en un cerrojo externo; una buena medida sería poner candados en las puertas más vulnerables que dan al exterior.