Hábitat y estatus

Las magníficas cadenas montañosas, o las cordilleras, que forman los Andes en Colombia están bendecidas con una variedad extraordinaria de loros. Sobre todo pájaros de los bosques diversos de las cordilleras, se sabe poco de muchos de ellos y hasta hace poco tiempo no se los había estudiado. Sin embargo, un equipo dedicado de ornitólogos, de la organización no gubernamental colombiana Fundación ProAves, está dedicado a cambiar todo eso. Con su innovación y resistencia bajo condiciones del campo arduas, los detalles de la biología y los requisitos de conservación de estos loros están emergiendo gradualmente de las nieblas del bosque. No hay ninguna duda de que estos loros necesitan ayuda, y las actividades del proyecto “Loros de la Cordillera Central ” representan el mejor comienzo posible.

Actuaciones para su conservación

Loro Parque Fundación está proporcionando la ayuda financiera y material al proyecto, tras discutir con Fundación ProAves en 2001/2 las posibilidades para la conservación de estos loros amenazados, y para utilizarlos como embajadores para la conservación de los bosques andinos que siguen desapareciendo. Ésta era una extensión obvia de la colaboración desarrollada entre las organizaciones durante varios años precedentes para la conservación del loro orejiamarillo Ognorhynchus icterotis, una especie de la misma región clasificada en la lista roja de la Unión Mundial para la Conservación – UICN – como “En Peligro Crítico”.

sArticle-20130427162409-1 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162409 1Objetivos del Proyecto

La primera tarea era buscar, que es fácil de decir pero verdaderamente difícil de hacer, en las resbaladizas y escarpadas pendientes a las que no llegan los vehículos, con lluvia frecuente y una niebla densa en el bosque de lluvia, y además con condiciones decididamente frías en el extremo superior del bosque que está contiguo con el páramo. Un objetivo era determinar la distribución geográfica actual de las diversas especies de loros, para estimar los tamaños de sus poblaciones y el grado de amenaza a ellas, y otro era determinar el lugar de sus dormitorios y alimentación, así como los sitios de reproducción para todas las especies posibles. Las especies de loro incluidas en el proyecto son el periquito cadillero Bolborhynchus ferrugineifrons, la lora andina Amazona mercenaria, la cotorra gorriblanca Pionus seniloides, y en especial la catanica de páramo Leptosittaca branickii, y la subespecie velezi del loro multicolor Hapalopsittaca amazonina. Sin embargo, la especie que llama la atención más que ninguna otra es el loro coroniazul Hapalopsittaca fuertesi, tambíen clasificado como “En Peligro Crítico” por la UICN, y no registrado con confianza desde el año 1911.                                                                                                                                                                  Pareja de catanica del Paramo                                                                          

Redescubrimiento del loro coroniazul

Loro coroniazul adulto (Hapalopsittaca fuertesi)

sArticle-20130427162730-73 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162730 73   sArticle-20130427162708-19 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162708 19   sArticle-20130427162719-72 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162719 72

La búsqueda diligente produjo unos resultados estupendos, y en 2003 Fundación ProAves podía anunciar al mundo, con las fotos para probarlo, que 92 años más adelante había vuelto a descubrir el loro coroniazul, habiendo atrapado un pequeño grupo en el bosque nublado alto. Ésta era recompensa justa por sus esfuerzos, y por ello recibieron, no solo un amplio reconocimiento internacional, sino que también impresionaron a las autoridades colombianas hasta el punto que el servicio de correo nacional emitió un sello conmemorativo sobre el redescubrimiento del loro coroniazul. Pero la aparición de esta especie de la oscuridad no paró allí. El equipo encontró casi inmediatamente un nido activo del loro coroniazul, con los adultos alimentando a una nidada de jóvenes en una cavidad natural con la entrada del nido a 2,4 metros del suelo. Se encontraba en un lugar a 3.200 m sobre el nivel del mar, en conformidad con la distribución altitudinal entre 2.600 y 3.800 m dentro de la cual la especie habita el bosque lluvioso, rico en epifitos y helechos arborescentes. A pesar de la alta elevación, el nido fue descubierto en un área con evidencias de tala de árboles, y situado en un árbol cortado de la familia de Myrtacea. La fragmentación de estos bosques por la tala gradual pero continua de árboles parece haber creado una escasez de árboles maduros con las cavidades naturales adecuadas para los nidos de los loros. Fundación ProAves ha respondido a esta necesidad instalando unos 200 nidales para los loros coroniazules, hechos de la madera natural, a una altura apropiada en árboles nativos y camuflados convenientemente con corteza, líquenes y epifitos.

Ocupación de nidos artificiales

sArticle-20130427162437-71 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162437 71Poco tiempo después cinco de las cajas-nido estaban ocupadas por loros coroniazules criando. “¡Deben haber estado desesperados para anidar en cualquier parte!” dijo encantado el Dr Paul Salaman, jefe del proyecto. En el momento de escribir este artículo (abril de 2004) los pájaros estaban incubando sus huevos, pero se tardará algún tiempo antes de que se sepa mucho más sobre la biología de este loro. Por ahora tenemos, por lo menos, la evidencia fotográfica de los huevos, algo que sucede por primera vez respecto de una especie a la que se consideraba extinta. Los trabajadores de campo preveen un crecimiento importante de la una ocupación de los nidales, y se están preparando para instalar más en distintos sitios. Las primeras cajas han sido instaladas en un área de 1.500 ha del bosque montano en el Alto Quindío – “la Reserva Natural El Mirador” que ha podido ser protegida gracias a la persuasión de ProAves frente a la autoridad local, y que está siendo manejado por ProAves específicamente para el loro coroniazul y la catanica de páramo. Ésta es la plaza fuerte de la población, (aunque se estima que quizás no supere los 100 pájaros) del loro coroniazul, que tiene claramente una distribución geográfica muy restringida en la Cordillera Central, y se cree que ocurre en en otra área protegida. Tal protección y gestión de medidas de conservación marcan el fin de la primera fase de búsquedas del proyecto, y significa entrar a la segunda fase para trabajar estrechamente con los interesados claves y los cuerpos gubernamentales locales y nacionales.

La catanica del páramo

Al contrario que el loro coroniazul, la catanica de páramo presenta una distribución substancialmente más amplia, aunque discontinua, en los Andes de Colombia al sur de Peru. Incluso en esa situación, se ha informado sobre los rápidos declives en sus poblaciones disjuntas como resultado de altos niveles de deforestación y la consecuente degradación y fragmentación del bosque. Por esta razón se clasifica como especie “Vulnerable” en la lista roja de la UICN, y evidentemente este loro se beneficiará de las acciones conservacionistas de la Fundación ProAves que ahora están en marcha. Viviendo principalmente entre 2.400 y 3.400 m sobre nivel del mar, pero a veces tan sArticle-20130427162424-84-1 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162424 84 1sólo a 1.400 m, su distribución altitudinal se solapa en gran parte con el loro coroniazul aunque tiene una ecología distinta. Se ha informado que tiene una asociación ecológica con los árboles de Podocarpus, por lo menos con sus semillas que utiliza como fuente de alimento,sin embargo será necesario realizar nuevas investigaciones con el fin de poder determinar hasta dónde limita su distribución. Quizá no mucho, puesto que la catanica de páramo se ha visto habitualmente en bandas pequeñas en los bosques de lluvia, templados y enanos, así como en la zona adyacente al páramo.

Lugar de anidación

Como sería de esperar, anidan en las cavidades de árboles, y se informa que la especie ha incluido las palmas de cera Ceroxylon sp. entre sus opciones, un tipo de árbol asociado normalmente con el loro orejiamarillo. Conforme con su perfil, el equipo de ProAves ha aplicado con éxito su experiencia para encontrar los nidos de la catanica de páramo, y en marzo 2004 ha descubierto un nido activo en una cavidad natural de árbol dentro del área protegida. Este nido contenía un joven grande casi en la etapa de salir de la cavidad, con su plumaje mostrando ya las características distintivas vistas en los adultos. También ha sido posible capturar a algunos adultos para su identificación y para registrar medidas biológicas. Las plumas doradas detrás del ojo, de cuál se toma el nombre común en inglés, aparecen discretas y no ostentosas como dicho nombre sugiere. Fundación ProAves ha enviado posteriormente noticias de que dos parejas de la catanica de páramo ahora están criando en los nidales artificiales instalados en la zona protegida. La catanicas de páramo también aparecen en otra área nuevamente protegida como resultado de la intervención por Fundación ProAves con el Gobierno Colombiano. Esto es una zona de tamponamiento del Parque Nacional de Las Hermosas, un área de 4.000 hectáreas del bosque montano y páramo que también es gestionado por ProAves. En esta zona se pueden también encontrar los loros orejiamarillos, los periquitos cadilleros y los loros multicolores.

El loro multicolor

sArticle-20130427162346-9 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162346 9  sArticle-20130427172908-22 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427172908 22   sArticle-20130427162322-49 Los loros andinos de Colombia emergen de la oscuridad LOS LOROS ANDINOS DE COLOMBIA EMERGEN DE LA OSCURIDAD sArticle 20130427162322 49

La última especie, casi tan poco conocida y enigmática como el loro coroniazul, está clasificada por la UICN como “En Peligro” debido a su población pequeña (estimada en menos de 1.000 ejemplares) y porque se presenta en subpoblaciones dispersas en lugares donde la pérdida de hábitat es intensa. La H. amazonina presenta tres razas: amazonina encontrada en el norte de los Andes del este de Colombia hasta Venezuela en la zona restringida a la frontera, theresae en los Andes de Venezuela, y velezi que habita en el flanco occidental de la Cordillera Central en Colombia junto a H. fuertesi y L. branickii. La raza velezi se distingue de las otras razas por el color dorado-verde de la nuca que contrasta con la espalda verde, se distingue de H. fuertesi por su cara marrón y la falta de azul en la corona. El loro multicolor se encuentra en la Cordillera Central entre 2.200 y 3.000 m, ocupando los tipos del bosque semejantes a los ocupados por las otras especies de loro. Su distribución se solapa con la del loro coroniazul, con la implicación que cada especie tiene requisitos ecológicos distintos, aunque con el grado de deforestación que ha ocurrido preocupa que H. a. velezi puede haber sido desplazada H. fuertesi en algunas áreas. Esta posibilidad, así como la del riesgo del “hundimiento genético” , será parte de las investigaciones futuras de ProAves y del manejo subsecuente del hábitat.

Actuaciones de ProAves

Para todas estas especies que están emergiendo de la oscuridad, Fundación ProAves ha comenzado un proceso de consolidación de las áreas protegidas, que ya han sido designadas como un Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA – designación de BirdLife International). ProAves también ha comenzado sus programas del concienciación ambiental con las comunidades y los colegios locales, así como a proporcionar los incentivos para la creación de más áreas protegidas. Se han editado 15.000 carteles plastificados de gran tamaño que ilustraban 12 loros claves amenazados en Colombia, con el mapa de distribución de cada uno de ellos y un texto informativo, así como cuatro vídeos breves profesionalmente producidos sobre cinco de los loros que se encuentran en peligro de extinción y cuyos hábitats están seriamente amenazados. Durante el pasado año, el proyecto incluyó la formación de 55 estudiantes colombianos sobre todo lo que hace referencia a la investigación y la conservación de aves. Esta ha sido, sin lugar a dudas, una inversión de enorme importancia para el futuro de estos maravillosos loros y de los lugares salvajes en los que habitan. Texto: David Waugh Loro Parque Fundación Fotos: Fundación Proaves