exotics exotics loro



facebook twitter
Enviar a un amigoenviar a un amigo Imprimirimprimir
exotics exotics

Loro pequeño celestial

Forpus coelestis
Clasificación: Psittaciformes, Psittacidae, Forpus
Zona geográfica: Perú y Ecuador
Tamaño: De 11 a 13 cm


El Loro pequeño Celestial o Perico Celestial (Forpus coelestis) es una de las 7 especies perteneciesntes al género Forpus, incluidas dentro de la familia Psittacidae, orden Psittaciformes.

Si se dispone de un espacio limitado, estos agradables loros son ideales pues crían muy bien ya sea en jaulas como en pequeños aviarios. Posiblemente se trate de la especie de Forpus más frecuente en cautividad. Este pequeño psitácido de tan solo 12 cm de longitud es originario del oeste del Ecuador y norte de perú. Su popularidad entre los criadores se debe, en parte, la marcado dimorfismo sexual de esta ave que se manifiesta de una forma muy precoz. A los catorce días del nacimiento puede observarse ya, en los machos,las plumas azules de alas, cabeza y cola que le distinguen claramente de las hembras.

El color básico de ambos sexos es el verde. En el macho adulto podemos observar un suave patinado en gris en la espalda y parte posterior de la cabeza. La rabadilla, las rémiges secundarias, las coberteras alares y el borde carpiano son de un azul cobalto brillante. De este mismo color es una fina línea que arranca de la parte posterior del ojo. La máscara, muy definida, es de un verde muy claro. El pico y las patas son de color hueso. Las hembras carecen de las zonas de color azul.

Loro Pequeño Celestial o Perico Celestial (Forpus coelestis)
Loro Pequeño Celestial o Perico Celestial (Forpus coelestis) Loro Pequeño Celestial o Perico Celestial (Forpus coelestis) Loro Pequeño Celestial o Perico Celestial (Forpus coelestis)
exotics exotics

Hábitat Natural

Distribución geográfica y hábitat
Los loros pequeños celestiales o Pericos celestiales se encuentran a lo largo de los Andes en su vertiente del Pacífico desde la región del río Chone, al oeste del Ecuador, sur de Trujillo, Libertad i noroeste de Perú.

Los loritos celestiales del Pacífico viven en una amplia variedad de hábitats desde las tierras bajas abiertas o semiabiertas, zonas semiáridas, bosques e incluso en las densas selvas tropicales.

Alimentación
La alimentación en estado natural del loro pequeño celestial consiste básicamente en semillas de hierbas y otras plantas que suelen buscar en el suelo, aunque también se les puede ver comiendo bayas en los árboles y los frutos de los cactus.

Comportamiento social y reproducción
Fuera de la estación reproductora, los pericos celestiales forman pequeños grupos de hasta diez individuos. En algunos lugares pueden darse concentraciones de varios centenares de ejemplares. Su plumaje de color verde le permite camuflarse entre el follaje de los árboles y también entre la hierba del suelo. Durante las horas de más calor suele permanecer inactivo en arbustos o árboles de pequeña talla.

La estación reproductora suele empezar después de la época de las lluvias a finales de Enero hasta finales de Mayo. Suelen hacer dos puestas de forma casi consecutiva, de manera que la segunda puesta tendría lugar pocos días después de independizarse los jóvenes de la primera puesta.

Los lugares de anidación de los forpus pueden ser de lo más variado, desde huecos en ramas y árboles hasta en huecos de los postes de teléfono, tuberías, nidos abandonados de pájaros carpinteros o de otras especies, etc. La puesta suele ser de 4-6 huevos, puestos a intervalos de 36 -48 horas y la incubación empieza generalmente después de la puesta del segundo huevo. Solamente incuba la hembra que lo hace durante unos 17 días. La eclosión de toda la nidada se completa en tres días. Los jóvenes abandonan el nido a los treinta días.

Estatus
Se considera una especie bastante común en su hábitat natural. 

Alojamiento

Los Forpus Coelestis o Loros pequeños Celestiales no necesitan aviarios demasiado espaciosos. Un volador de 2 x 1 x 2 m sería suficiente.

En el caso de alojarse en jaulas, las medidas apropiadas serían 120 x 40 x 50 cm aunque pueden criar incluso en espacios más reducidos.

Alimentación

La dieta básica del loro pequeño celestial consiste en combinar a partes iguales una mezcla de semillas para Agapornis con otra mezcla de semillas específicas para neophemas. Ambas mixturas se encuentran comercializadas y pueden adquirirse en tiendas especializadas.

A los Forpus Coelestis nunca les debe faltar el grit y el hueso de jibia.

Nido

Al loro pequeño celestial se le colocará un nido en forma de caja de madera, de tipo horizontal con unas medidas interiores de 16 x 10,5 x 10,5 cm. y un orificio de entrada de 4,5 cm de diámetro. La tapa superior corredera nos permitirá abrirla lo suficiente para observar su interior sin que la hembra o los polluelos puedan escaparse. En la parte del suelo opuesta al orificio de entrada practicaremos una concavidad para mantener los huevos juntos. 

Aunque los forpus coelestis no utilizan material alguno para rellenar el nido, es conveniente poner una capa de viruta de madera. Si observamos que la viruta está removida, esto nos servirá como indicador de que han entrado en el nido. El relleno se renueva en el momento de anillar a los polluelos.

Reproducción

Los Forpus Coelestis son psitácidos que, en cautividad, pueden reproducirse en cualquier época del año. Las parejas pueden formarse a los siete u ocho meses de edad. Sin embargo algunas hembras pueden iniciar la puesta con tan solo cinco meses mientras permanecen aún junto con otros jóvenes en una pajarera. Aunque si bien la mayoría de las hembras muestran una disposición temprana a criar, otras permanecen un año o más ignorando por completo el nido.

Una buena pareja reproductora del loro pequeño celestial puede llegar a reproducirse cada dos meses exactos hasta un total de 6 puestas anuales. Si la nidada es muy numerosa puede trasladarse algunos polluelos a otra pareja que tenga menos, aunque no es aconsejable hacerlo hasta después de anillarlos, para evitar problemas de identificación.

Una vez formadas las parejas, se les debe administrar diariamente grano germinado junto con una pasta especial para psitácidos, baja en hierro, humedecida con zanahoria bien triturada y bayas de serbal remojadas. Cuando tiene lugar la puesta del primer huevo es aconsejable dejar de administrar la pasta de huevo hasta que se produce la eclosión del primer polluelo. A partir de este momento se le vuelve administrar junto con un poco de manzana troceada.

La puesta suele ser de cuatro a siete huevos puestos en días alternos, y el período de incubación es de veintiún días. Al contrario de lo que ocurre con los Agapornis, los Forpus no parecen acusar la falta de humedad para eclosionar correctamente.En alguna ocasión pueden llegar a darse diferencias de eclosión de hasta ocho días entre el mayor y el menor de la nidada sin que ello sea obstáculo para que los padres los críen perfectamente. La edad de anillamiento es difícil de precisar, sin embargo se suele hacer a los diez o doce días de edad. El diámetro interior de la anilla es de 4mm. Abandonan el nido a los treinta y cinco días a partir de la eclosión. Se independizan muy rápidamente, pero si los padres no les atacan, es aconsejable no separarlos hasta los dos meses después del nacimiento del primer polluelo. 


 
Especies similares