PDN-title15-650x250  EL LORO GRIS AFRICANO AL BORDE DE LA EXTINCIÓN EN GHANA PDN title15

20 de Noviembre de 2015 por Lubos Tomiska

El loro gris africano (Psittacus erithacus) es, sin duda, el pájaro favorito como mascota en todo el mundo. Cada año, miles de estas aves llegan a Europa, EE.UU., Asia. Muchos criadores se centran en la cría de estas aves porque su demanda en el mercado de mascotas es alta. Es por eso que la caza furtiva no es tan intensa como solía ser en el pasado aunque continua existiendo.

Un reciente estudio sobre los loros grises africanos puso de relieve que la población silvestre en Ghana se ha reducido del 90 al 99% en comparación con investigaciones previas realizadas en 1992, lo que ha conducido a esta especie al borde de la extinción.. El equipo de autores de este estudio, dirigido por Nathaniel Annorbah de la Universidad Metropolitana de Manchester (Reino Unido), advierten que estos loros pueden desaparecer también de Gambia muy pronto si el gobierno no empieza a tomar medidas para su protección.

Se está excediendo el cupo de exportación anual

Hace veinte años se hizo un estudio similar que informó que dentro de la red de 42 células (cada una de 100 kilómetros cuadrados) había entre 700 y 1.200 loros grises africanos en cada lugar. En el último estudio, los investigadores encontraron sólo 18 aves en total.

Co-autor de este estudio Nigel Collar dijo para Newscientist.com: “Es bastante impactante. Es muy difícil saber qué se puede hacer “.El equipo de investigación cree que el 42% de las aves están muriendo a causa de la deforestación y el 37% debido al comercio de mascotas. Desafortunadamente, podemos observar tendencias similares en las poblaciones de loros grises africanos de otros países de África occidental.

La situación es un poco mejor en Africa Central, aunque el comercio de mascotas es también muy intensiva. John Hart de la Fundación Lukuru en la República Democrática del Congo indica que 12 000 – 18 000 loros grises africanos están siendo exportados fuera del país cada año aunque el cupo de exportación anual es de sólo 5 000 ejemplares.