cubana 1 Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo cubana 1La avifauna cubana es variada en especies de diferentes familias, más de 301 reportadas, estudiadas inicialmente por el científico y taxidermista alemán Johann Gundlach (1810-1896), el cual aportó a la ornitología cubana importantes descubrimientos y estudios sobre diferentes especies, además de sus extensos conocimientos sobre la biología y hábitos de vida de los animales.

Las Psitácidas cubanas: una mirada en el tiempo

Este artículo versa sobre 3 psitácidas de nuestro país, que desgraciadamente poseen el status de aves en peligro de extinción, dos de ellas y la otra se reporta como extinguida. Ingentes han sido los esfuerzos por conservar el hábitat natural de estas especies, sin embargo, la comercialización desmedida, la destrucción de bosques y la eliminación de recursos hidráulicos, han dado al traste con el esfuerzo hasta ahora realizado. No obstante, los criadores cubanos no cejan en su empeño de multiplicar a estas aves, para que no les pase como al extinto Guacamayo. El presente artículo es un modesto esfuerzo que se suma al de los criadores cubanos, que en condiciones de cautiverio, reproducen a la cotorra y al catey.

La Cotorra Cubana 
Amazona leucocephala leucocephala. (Linneo, 1758)
Nombre en inglés: Cuban Parrot
Género: AMAZONA LESSON.
Familia: PSITTASIDAE.
Orden: PSITTACIFORMES.

Estatus
Clasificada como una subespecie endémica de Cuba. Su nombre científico puede ser traducido como “ave del río Amazonas, de cabeza blanca”. No obstante, para regocijo y orgullo nuestro, la Amazona leucocephala leucocephala es 100 % cubana. Ella es la Amazona de Cuba, la auténtica. Asimismo, los indios primitivos de Cuba la llamaban caica, paraca o higuaca.

Hábitat 
A principios del siglo XX abundaban en toda la Isla de Cuba; en su estado salvaje hoy solo se le localiza en la Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos), en zonas montañosas del centro del país y en áreas boscosas de la Ciénega de Zapata. En cautiverio se experimenta su reproducción por el Estado Cubano en determinados lugares donde existen planes especiales con este fin. Es un ave en veda permanente.

Descripción 
Posee agradables y bellos colores, donde predomina el verde intenso, que hace un contraste impresionante con el rojo de su garganta y la parte inferior-posterior de su cuerpo; la frente es de color blanco cenizo. El pico es blanco, corvo y muy poderoso, grueso en la base y terminado en punta, con el cual coge los frutos duros y los tritura sin aparente dificultad. Las patas son blancas carnosas. Esta ave alcanza una longitud de 33 cm aproximadamente. La cotorra tiene desarrollada su lengua de forma carnosa, lo que le posibilita emitir sonidos parecidos al lenguaje humano. Igualmente tienen la capacidad de imitar con relevante maestría, las voces o cantos de otras aves, incluso hasta de otros animales. Suele expresar su estado de ánimo, por ejemplo la alegría, mediante un silbido; cuando tiene miedo o cólera agitan las alas repetidamente, acompañados de agudos gritos.

Dieta 
Por lo general, como la mayoría de las psittaciformes, su alimentación se basa de semillas y frutos. En cautiverio acepta con agrado la inclusión en su dieta de harinas (de trigo o maíz), plátanos y diferentes granos.

Hábitos 
Como todas las especies de esta familia, se posan en las ramas de los árboles con dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás. Las cotorras viven en parejas, aunque se unen en su hábitat natural con sus similares para formar ruidosas bandadas, cuyos sonidos pueden ser oídos a considerable distancia. La hembra anida en los huecos naturales de los árboles, construidos por el pájaro carpintero, o por ella misma, en las palmas (Roystonea regia), prefiriendo las que estén secas. En Abril empieza la época de apareamientos. Ponen de 3 a 4 huevos blancos con la superficie lisa, que poseen un diámetro de 35 x 27 mm, prolongándose el tiempo de cría de los pichones hasta finales de Julio. Durante la incubación, ambos sexos muestran un cariño extremo uno por el otro.

Avicultura 
La literatura especializada reporta algunos casos de albinismo en las cotorras, con un predominio del color amarillo en las plumas. Recientemente se divulgó la noticia de la posesión de un ave con características de albinismo manifiesto, en la provincia de Camaguey, en el aviario de un criador local. Es importante destacar que además de la cubana, existen 3 variedades más de cotorras (en las Islas Bahamas e Islas Caimán), que habitualmente son confundidas con la nuestra, pues salvo pequeñas diferencias bien notables, se asemejan entre ellas mismas, aunque están bien definidas por los ornitólogos.

Se nombran:
· Amazona leucocephala bahamensis · Amazona leucocephala caymanensis
· Amazona leucocephala hesterna

Algunos autores insisten también en definir además de estas, otra subespecie dentro de las Amazona leucocephala, denominándola palmarum. Los ornitólogos cubanos dan por sentado que esto es incorrecto, esa subespecie no existe, solo es confundida con la especie cubana original, la leucocephala leucocephala.

EL CATEY srAdmin-20101224105543-27 Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo srAdmin 20101224105543 27
Aratinga euops (Wagler)
ombre en inglés: Cuban Parakeet
Género: ARATINGA SPIX
Familia: PSITTASIDAE

Estatus 
El Catey es un ave prensora que se encuentra solamente en Cuba y que popularmente es llamado “perico catey”. Está clasificado como especie endémica en peligro de extinción, ya que realmente su número ha decrecido de forma alarmante, a tal extremo que ha sido necesario proteger dictándose regulaciones prohibitivas. A principios del siglo XIX era muy abundante en Cuba y en la Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos). Ya a mediados del siglo XX y debido a la explotación y comercialización de centenares de polluelos, los accidentes al cazarlos y la destrucción de su hábitat natural, empezó a desaparecer rápidamente en la Isla de Pinos, a tal extremo que es muy difícil hallar en la actualidad algún ejemplar en ese territorio insular. Es un ave en veda permanente.

Hábitat 
En Cuba se le localiza en casi todos los territorios, excepto en las provincias habaneras, fundamentalmente en los montes firmes, así como en las sabanas que tengan palmas (Roystonea regia).

Descripción 
Su plumaje es verde amarillento lustroso, presenta plumitas salteadas de color rojizo en la cabeza, el cuello y otras partes; el pico, las cejas y el contorno de los ojos es de color blanco rojizo; las patas son de tonalidad pardo cenizo; los ojos son rojos y alrededor de la pupila muestra una faja angosta amarillosa. Los ejemplares jóvenes tienen los colores menos vivos y carecen de las plumas rojizas esparcidas. Realmente no son aves ruidosas; aprenden a imitar palabras y oraciones cortas. Su vuelo es rápido y recto, dejando oír unos gritos agudos mientras vuela. Pueden llegar a medir 28.5 cm. de longitud.

Dieta
Se alimenta fundamentalmente de semillas y frutas, aunque sus hábitos alimentarios se están estudiando con más profundidad.

Hábitos
Las parejas se unen para toda la vida, que se calcula en aproximadamente 25 años. Se dice que si uno de ellos muere, el otro no puede resistir la pérdida de su media naranja y fallece también, de tristeza. Anidan en los huecos de los árboles, observándose anidamientos en el tronco seco del Miraguano (Coccothrinax mariguama). La hembra pone de 2 a 3 huevos blancos.

EL GUACAMAYO CUBANO 
Ara tricolor (Bechstein, 1811)         srAdmin-20101224110138-67 Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo Las Psitácidas cubanas: Una mirada en el tiempo srAdmin 20101224110138 67

Nombre en inglés: Cuban Macaw.
Género: ARA LACEPEDE.
Familia: PSITTACIDAE.
Orden: PSITTACIFORMES

Estatus 
Del hermoso Guacamayo cubano, por desgracia, hay que hablar en pasado. Se reporta extinguido desde la segunda mitad del siglo XIX, debido a la destrucción de las zonas naturales de su hábitat y de la caza abusiva. Existen aseveraciones que atestiguan acerca del consumo, por los pobladores del campo, de los pichones de Guacamayos en esos tiempos, así como la captura indiscriminada de aves adultas para su venta a los hacendados ricos, quiénes los utilizaban como adornos en sus casas o mostraban su belleza a los invitados de ocasión. También fue exportado a Europa, donde se crió en zoológicos. Otro probable motivo de su extinción pudo ser el efecto de los huracanes que azotaron a la Isla por esos tiempos, que también destruyeron y afectaron grandes cantidades de zonas boscosas a todo lo largo del país. Se dice que después del gran huracán de 1844 ningún Guacamayo ha sido visto en los bosques de Pinar del Río, en el occidente de Cuba. Las actuales y futuras generaciones solo podrán ver su imagen en láminas o visitando el Museo de Ciencias Naturales “Felipe Poey”, en La Habana, donde se conserva un único ejemplar disecado de esta extraordinaria ave, gracias a la labor de conservación y estudio que, en su tiempo, desarrolló el taxidermista alemán Dr. Johann Gundlach.

Descripción
En el plumaje del Guacamayo predominaba el color rojo. La cabeza, el pecho y el vientre eran de una tonalidad rojiza; el cuello, en su parte superior, era amarillo; las plumas escapulares y las cobijas menores de las alas pardo rojizas, salpicadas de verde las plumas mayores, y las timoneles eran verdes azulosas; la rabadilla de color azul violáceo. Su pico era fuerte, curvo o combado y de color negro. Dieta Según el mencionado naturalista Gundlach, esta ave se alimentaba de las semillas del Paraíso (Strelitzia reginae) aunque sin dudas su dieta debió ser mucho más variada, quizás las frutillas de las palmas, frutas varias, brotes y retoños jóvenes.

Hábitos 
Se movían en parejas o pequeñas bandadas. Los nidos los construían en los huecos de las palmas secas, donde ponían sus huevos. Ave prensora de gran tamaño, alcanzó una longitud aproximada de 55 centímetros (35 cm la cola). La especie fue reportada por última vez en 1864, cuando un espécimen fue visto en la Ciénega de Zapata, en la costa sur de Cuba.

Definiciones de términos usados en el artículo

Amazonas: Río de América del Sur, que nace en los Andes del Perú y atraviesa Brasil, tiene 6500 Km de longitud, de los cuales 3165 Km corresponden a Brasil. En su territorio existe una variada y extraordinaria fauna y flora tropical.

Amazona leucocephala bahamensis: Se le conoce como Amazona de las Bahamas. Luce como la leucocephala, con el blanco más extendido a la frente y coronilla; en muchos ejemplares también bajo los ojos: prácticamente sin mancha en el abdomen o muy escaso. Mide 34 cm y se encuentra en las Islas Bahamas de Gran Inagua y Abaco.

Amazona leucocephala caymanensis: Se le llama Amazona de la Isla Caimán. Es como la leucocephala, pero el color verde amarillento; el borde negruzco de la pluma es más acusado, el blanco está restringido ala frente y extendido a los ojos; el rojo rosáceo a la cara y garganta y frecuentemente separado por plumas verdes; el rojo del abdomen apenas presenta ligeras diferencias. alcanza una longitud de 34 cm. Se localiza en la Isla Gran Caimán.

Amazona leucocephala hesterna: Comúnmente conocida como Amazona de la Isla Brac Caimán. Luce como la leucocephala, pero el color verde amarillento; el rojo del abdomen más extensivo y morado; mejillas y garganta con rojo más profundo. Su longitud es de 30 cm, y se localiza en las Islas Pequeña Caimán y Brac Caimán.

Camaguey: Una de las 14 provincias que componen la Isla de Cuba, es la de mayor extensión territorial, y su ciudad capital es la tercera del país, con una población de más de 775000 habitantes. Predominan las randes sabanas y zonas boscosas, siendo la ganadería uno de sus principales renglones económicos.

Dr. Johann Gundlach (1810-1896): naturalista y taxidermista alemán, autor de varios libros sobre la fauna cubana. Cabe mencionar “Ornitología cubana”, (1893)

Palmas (Roystonea regia, Kunth): Se refiere a una especie de palma, conocida como Palma Real, que es el árbol nacional de Cuba. Aunque no es endémico de nuestro país, se encuentra diseminado a todo lo largo del territorio cubano y es sin dudas el árbol más abundante en Cuba. También se le encuentra en el sur de la Florida. Se incluye dentro del género Roystonea, integrado por palmas muy altas. Su tronco es blanco grisáceo, fusiforme y esbelto, pudiendo alcanzar hasta 40 metros de alto y unos 50 centímetros en su parte más ancha. El monumental tronco está coronado, además, por un penacho de largas hojas (de hasta 6 metros). Las vainas de las hojas son muy grandes, logrando alcanzar hasta 1.5 metros y reciben el nombre popular de yagua. El campesino cubano utiliza las hojas de las palmas para techar construcciones rurales (tanto la vaina o yagua, como la lámina foliar o penca). Asimismo, la yagua sirve para la fabricación de paredes de casas, cestas, jabas, catauros, polainas, zapatos rústicos, sombreros y otros artículos. Los abundantes frutos globosos a ovoides, de 1 a 1.3 milímetros de diámetros, son de color rojizo a violáceo en la madurez. Estos son utilizados ocasionalmente para ser consumidos frescos, asados, confitados, fermentados en vinos y refrescos, o en conservas. Los frutos, ricos en aceite, constituyen también un magnifico alimento para cerdos, y los racimos secos sirven como rústicas escobas de palmiche. Es una excelente planta melífera, y su miel es de alta calidad. Sus raíces tienen propiedades medicinales (diuréticas). Su hermoso porte y relativamente rápido crecimiento la caracterizan como árbol ornamental de primer orden.

Paraíso (Strelitzia reginae): De la familia botánica MUSACEAE, es una planta de crecimiento lento, de 1 _ metros de alto. La flor, de color naranja, tiene la apariencia de la cabeza del Ave del Paraíso, de ahí su nombre común. Se localiza en las regiones subtropicales.

Pinar del Río: Nombre de la provincia situada más al occidente de la Isla de Cuba. En ella se ubica el Valle de Viñales y la Península de Guanacahibes, está última considerada una reserva natural por su diversidad biológica.

Psitácidos: Aves del orden científico PSITACIFORMES, que incluye los siguientes géneros; Strigops, Nestor, Chalopsita, Eos, Trichoglossus, Psitteuteles, Pseudeos, Domicella, Phigys, Vini, Glossopsitta, Charmosyna, Oreopsittacus, Neopsittacus, Psittacurlirostris, Opopsitta, Lathamus, Micropsitta, Probosciger, Calyptorhynchus, Callocephalon, Kakatoe, Nynphicus ,Anodorhinchus, Ara, Aratinga, Nandayus, Leptosittaca, Conuropsis, Rhynchopsitta, Cyanoliseus, Ognorhynchus, Pyrrura, Micropsittace, Enicognathus, Myopsitta, Amoropsittaca, Psilopsiagon, Bolborhynchus, Forpus, Brotegeris, Nannopsittaca, Pionites, Pionopsitta, Hapalopsittaca, Gypopsitta, Graydidascalus, Pionus, Amazona, Dereptius, Triclaria, Poicephalus, Psittacus, Coracopsis, Psittrichas, Lorius, Geoffroyus, Prioniturus, Tanygnathus, Mascarinus, Psittacula, Polytelis, Aprosmictus, Alisterus, Prosopeia, Psittacella, Bolbopsittacus, Psittinus, Agapornis, Platycercus, Loris, Purpureicephalus, Northiella, Psephotus, Neophema, Eunymphicus, Cyanoramphus, Melopsittacus, Pezoporus, Geopsittacus.

Psittaciformes: Orden en la clasificación científica de las aves prensoras, que se caracteriza esencialmente por tener cuatro dedos en las patas, dos hacia adelante y dos hacia atrás. Tienen el plumaje de variados y vistosos colores y el pico curvo o ganchudo. La palabra psittaciformes proviene del griego psittakos: papagayo. Carlos Linneo las clasificó así: REINO: ANIMAL, SUBREINO: METAZOOS, TIPO: VERTEBRADOS, CLASE: AVES, SUBCLASE: NEOGNATOS. Con el nombre de psitaciformes nos encontramos con la numerosa familia de los psitácidos, que agrupa a unos 80 géneros distintos con un total de 317 especies, difundidas por el mundo tropical y subtropical. Podemos encontrarlas en toda Sudamérica, África sub-sahariana, Asia y Oceanía.

Provincias habaneras: Se refiere a los actuales territorios de Ciudad de La Habana (la capital de Cuba) y la vecina Provincia Habana, ambas en el occidente del país.

Proyecto Psitt@-Cub@: idea original del autor de este artículo (Osmany Santos Macías), consistente en la edición en formato de libro electrónico ó E-Book, de diferentes proyectos sobre aves exóticas, con imágenes e hipervínculos diversos.

Linneo, Carlos. (1707-1778): naturalista sueco, conocido sobre todo, por sus estudios de botánica. Autor de una clasificación de las plantas en 24 clases, fundada en los caracteres sacados del número y la disposición de los estambres, y de la clasificación del reino animal.

Miraguano (Coccothrinax mariguama, Kunth): También conocida como Yuraguana, es una palma del género Coccothrinax, propia de ambientes semiáridos. En Cuba abunda en matorrales costeros, sobre arena o diente de perro, en sabanas arenosas y en vegetación sobre suelos de serpentina con mayor o menos desarrollo. Se reconocen de esta especie, además de la típica, otras tres subespecies: arenicola, roseocarpa y havanensis, cuyas diferencias solo son perceptibles al observador especializado. Es una palma esbelta, de 4 a 5 metros de alto, con tronco recto de 8 a 10 centímetros de diámetro. Tiene hojas que llegan a medir 1 metro de largo. Los frutos son globosos, de más de 1 centímetro de diámetro. Son usados por los pobladores del campo en la confección de cepillos, escobas y esteras a partir de la fibra de sus vainas; sus troncos se utilizan como postes de construcciones rurales y marítimas. Se le localiza también en el resto de las Islas del Caribe, la Península de Yucatán en México y la Península de la Florida, en E.U.A.

Sabanas: Palabra indígena que significa “llanura sin árboles”. Territorio desprovisto de arbustos y árboles.

Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos): La más pequeña de las dos islas que componen a Cuba como estado, situada al sur de la zona occidental.

Islas Bahamas: Grupo de pequeñas islas situadas al norte de Cuba.


Texto: Osmany Santos Macías
Cienfuegos, Cuba. 3 de Julio de 1966. Especialista en computación, criador de psitácidos de pequeño porte (agapornis roseicollis y pericos australianos). Esta afiliado a la Asociación Nacional Ornitológica de Cuba (por sus siglas ANOC) en su natal Cienfuegos, desde el año 2000. Es el promotor y creador del Proyecto Psitt@-Cub@. Investigador autodidacta.

 

Bibliografía consultada:

  • Folletos “El Criador”. Editados manualmente por Noel Betancourt. Municipio Plaza. Ciudad de La Habana. Cuba. 1997-98.
  • Expectativas hereditarias en los Agapornis. Manuel Silva Castillo. Editorial SanLope. Las Tunas, Cuba. 1999.
  • Protejamos nuestra fauna. Vicente Berovides. Ediciones Electrón. Editorial Gente Nueva. La Habana, Cuba, 1983.
  • Enciclopedia Interactiva Santillana. Edición Digital. Chinon. Medios de Comunicación Interactiva. 2000.
  • Animales de mi país. Alfonso Silva Lee. Editorial Gente Nueva. La Habana, Cuba. 1983.