La tradicional costumbre de alimentar a nuestros loros a base de pipas de girasol, tiene llenos los consultorios veterinarios. Y es que una incorrecta alimentación es la base de los principales problemas que aparecen en consulta. Por eso, ustedes, como responsables de la correcta alimentación de los animales que tienen en su poder deben ofrecer a los animales la dieta correcta y lo más variada posible.

 

¿Qué es una dieta correcta?
Por una alimentación correcta entendemos aquella dieta que contiene de manera equilibrada todos los nutrientes necesarios para el ave, de manera que mantenga un buen estado de salud durante una larga vida. Estamos hablando de adecuadas proporciones tanto de proteínas, hidratos de carbono, lípidos…pero también de vitaminas, minerales y oligoelementos… Hemos de tener en cuenta que la edad media de muchas especies de loros está comprendida entre los 50 y 70 años, y alimentándolos a base de una dieta pobre e inadecuada conseguiremos, a lo sumo, mantener a nuestro animal arrastrando una serie de carencias nutricionales, que se traducen en un mal estado del plumaje, de las superficies córneas, fisiológicas,…que conllevan una mala calidad de vida, a una inexistencia suficiente de defensas naturales y por tanto a una muerte temprana.

Dieta y hipovitaminosis
Hipovitaminosis es el término que se usa para definir cualquier carencia de vitaminas. sArticle-20101208200147-13 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101208200147 13 En las aves la hipovitaminosis más común es la de las vitaminas A, D3 y E. Añadir frutas y verduras a la dieta, es una forma natural y sana de ofrecer a nuestros loros una variedad de vitaminas que satisface los requerimientos mínimos de su organismo. La vitamina D3 sólo se elabora en el organismo de las aves a partir de los rayos solares, luego una correcta exposición al sol, será un buen complemento para una dieta correcta.

Las verduras forman una parte muy importante e imprescindible de la alimentación de las psitácidas, son los alimentos que aportan los nutrientes más importantes, incluso son más equilibradas en éstos que la fruta. Las verduras de hoja verde oscuro tienen gran aporte de vitamina A para las psitácidas: col, brécol, berzas, espinacas, las hojas de remolacha, etc… Asimismo, todas aquellas de color naranja son también de gran riqueza nutricional: calabaza, batata, zanahoria. Sin embargo, la dieta de verdura debe ser variada; no sólo deben figurar las mencionadas; los colores, así como la variedad, son importantes para mantener a nuestro loro en perfecto estado de salud física y psíquica. La clásica creencia de que el perejil es malo para los loros queda totalmente descartada tras estudios recientes: al contrario de lo que se cree, el perejil es uno de los alimentos más equilibrados para los loros, pues contiene una cantidad adecuada de calcio, fósforo, vitamina A y proteínas siempre y cuando se proporcione en cantidades moderadas; otro de los mejores alimentos es el diente de león fresco o sus semillas. Hay también que tener en cuenta que existen verduras tóxicas para las aves: algunas variedades de aguacates y el ruibarbo, por ejemplo…

No pensemos que por que la dieta que le estamos ofreciendo contenga todos los nutrientes necesarios lo están en la proporción correcta. Y es que, tan importante es la presencia de los mismos en su dieta, como las proporciones que entre ellos se cumplan para poder asegurar que la dieta es correcta y equilibrada…

Puesto que se requiere de la experiencia necesaria para elaborar de manera exhaustiva, un menú adecuado para cada especie, de manera que el animal disponga de todos los nutrientes necesarios e imprescindibles sin que sobre o falte alguno de los componentes, hemos de procurar, dentro de nuestras posibilidades, alimentar a nuestro loro lo mejor posible.

En general hablamos de dos sistemas de alimentación: 

A.- mezcla de semillas adecuada (50%) + fruta y verdura variadas (50%) + complejos vitamínico-minerales con regularidad…
B.- pienso formulado para aves (60-70%) + fruta y verdura variadas (40-30%)…

(Los porcentajes propuestos son orientativos, puesto que varían en función de los requerimientos por especie… al final del presente artículo, conoceremos algo mejor los requerimientos especiales por especies a tener en cuenta)

En ambos casos es recomendable ofrecer algún alimento de origen animal como huevos cocidos, carne de pollo, algunos invertebrados (para algunas especies…) como los tenebrios, etc… ya que las proteínas vegetales carecen de algunos aminoácidos esenciales que los loros son incapaces de sintetizar por sí mismos y que son imprescindibles como Lys (lisina) y Met (metionina)… De igual modo, es aconsejable utilizar diferentes legumbres como complemento imprescindible para nuestras aves, cuyo contenido nutricional es importante, especialmente para proporcionar buenas fuentes de proteínas vegetales… Éstas, se las proporcionaremos, bien hervidas, bien en remojo tras 24-36 horas.

¿Mezcla de semillas o pienso?
El problema de ofrecer una mezcla de semillas, ya que normalmente se le sobre dosifican es que el animal discriminará comiendo aquellas semillas con mayor contenido en lípidos, como las semillas de girasol, y apartando el resto. Por lo que no servirá de nada ofrecerles frutas, verduras, otras semillas y complejos vitamínicos… por ello recomiendo y apuesto muy fuerte por una alimentación a base de piensos formulados (aunque NO en exclusiva), de manera que se elimina la posibilidad de discriminar alimentos ya que cada gránulo que ingiere del pienso contiene exactamente la misma composición nutricional, aportando cada vez la proporción necesaria de cada uno de los componentes.

Clases de pienso
Existen en el mercado dos tipos de piensos formulados para aves, que diferenciamos entre Extrusionados y Pellets (por diferentes métodos de elaboración):

Extrusionados
A menudo aparecen con formas y colores diferenciados, lo que puede provocar la discriminación de alguno de sus gránulos ya sea por la forma o el color que pueden no ser del “agrado” de nuestros caprichosos amigos, lo que hace que estemos desperdiciando gran cantidad de alimento ofrecido. La ventaja que tiene la utilización de piensos Extrusionados (coloreados y de formas “divertidas”, es la rápida aceptación por parte del loro y además (sobre todo cuando se pensaba que la administración de pienso únicamente era suficiente…) supone un atractivo para nuestros amigos alados (puesto que ya no dispondrían de otros alimentos…)

Pellets
Generalmente aparecen sin colorear y en forma de bastones de igual tamaño, de manera que no damos opción al animal a discriminar entre los diferentes gránulos, aprovechando así de manera eficiente el alimento que le ofrecemos (menor desperdicio). No obstante, y al contrario que comentaba con los piensos extrusionados, es posible que éstos resulten monótonos y aburridos para nuestros loros debido a la homogeneidad del mismo…

A menudo me preguntan si es mejor el extrusionado o los pellets…y si es mejor esta marca o aquella otra… bien, en mi opinión, independientemente de que siempre existen formulas y fabricantes mejores y peores, hoy en día, cualquiera de las marcas conocidas (al menos en el circulo “lorero”) serian adecuadas para ofrecérselas sin demasiados problemas.

Vitaminas
En cuanto a la utilización de complejos vitamínicos, decir que, hasta ahora, lo más frecuente ha sido encontrarlos en forma líquida, sólo solubles en agua, de modo que la dosificación es menos precisa y su oxidación es mayor al estar en contacto permanente con la luz, perdiendo todas sus propiedades. Por lo que recomiendo la utilización de complejos en polvo solubles en agua, pero también en el alimento blando (fruta y verdura) para evitar lo expuesto anteriormente. La aportación de un suplemento vitamínico debe hacerse bajo supervisión veterinaria o en ciertas épocas de estrés o cría.

Pongámonos en situación: elijan su alimento preferido… el bistec de ternera, por ejemplo… o el caviar. ¿Se imaginan comiendo eternamente bistec de ternera o caviar exclusivamente? Seguro que ustedes estarían “encantados de la vida”, pero también estoy seguro de que son conscientes de que una dieta de estas características no es una dieta correcta, por mucho que disfrutemos comiéndola. Y si no, pregúntenle a su médico, a ver que opina…
Si esto no lo hacemos ni para nosotros mismos, ¿por qué habría que hacerlo para nuestros loros? ¿Por qué ofrecerles solo pipas de girasol, a pesar de que es lo que más les gusta?, piensen en ello, ustedes mismos tienen la respuesta.
¿CÓMO HACER UN CAMBIO DE DIETA?

sArticle-20101210170145-91 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101210170145 91

En primer lugar decir que siempre nos será más fácil reconducir la dieta en un animal joven que en uno que lleve muchos años alimentándose a base de monosemillas, pero de cualquier modo los dos métodos que propongo a continuación nos conducirán en más o menos tiempo a conseguir hacer comer al animal en cuestión una dieta correcta. Ni que decir tiene, que para realizar un cambio de dieta, deberemos ser pacientes pero constantes. Esta es la clave del éxito con los loros.

En el caso de que sea un animal que ni siquiera come fruta y verdura variada, lo primero que habrá que conseguir es que así sea. Un buen método para conseguirlo es ofrecerle la fruta troceada colgada, o en uno de los juguetes portafruta que existen en el mercado, de manera que a la vez que le ofrecemos el alimento de una manera más natural (tal y como la encontrarían en la naturaleza) le ofrecemos cierta capacidad de juego y entretenimiento, dando muy buenos resultados incluso en los casos en los que ya come alguna de las variedades de fruta y verdura, motivando aceptar el resto de variedades.
Veamos ahora los dos métodos propuestos, que serán utilizados en función de varios factores, sobre todo, la edad de nuestro loro…

Método gradual
Consiste en mezclar junto a las semillas de las que se está alimentando normalmente, el pienso elegido. Al inicio una pequeña proporción de pienso e ir incrementando la proporción del mismo según van transcurriendo los días, de manera que de un modo gradual hay menor proporción de semillas a su disposición hasta que éstas desaparecen totalmente consiguiendo que el animal coma la cantidad suficiente de pienso ofrecido.

Al mismo tiempo se le irá ofreciendo en un comedero a parte o en el mismo comedero de la mezcla una ración de fruta y verdura variada, que iremos incrementando del mismo modo si fuera necesario. Para ejemplares jóvenes es recomendable optar por este método.

Método drástico
Se le ofrece directamente la cantidad diaria de pienso durante todo el día junto a la fruta y la verdura, y sólo al final del día se le ofrece una pequeña cantidad de semillas durante un máximo de media hora, de manera que si el animal no ha comido nada durante el resto del día ( que al principio será normal) tendrá acceso a ese alimento que sabemos que come con normalidad, pero sin saciarse, y tendrá que probar el nuevo alimento acusado por un “poquito de hambre” o por un “poquito de aburrimiento”. Según pasan los días se irá reduciendo o bien la cantidad de semillas ofrecidas al final del día o bien el tiempo que se las ofrecemos hasta que las eliminamos por completo y come con seguridad la cantidad de pienso necesaria.

Como bien indica su nombre, intentaremos no utilizarlo con ejemplares jóvenes (y menos aún si están recién destetados), por lo que lo reservaremos para aquellos ejemplares adultos, cuyos requerimientos alimenticios no sean tan críticos como los de los pichones…
Con cualquiera de los dos métodos, conseguiremos hacer comer con seguridad al animal en un plazo de entre 7-30 días, a partir de los cuales se les puede ofrecer semillas como premios para ganarnos su confianza, socializarlo, adiestrarlo, etc…

También es aconsejable, y de hecho yo lo recomiendo, utilizar los dos métodos juntos para garantizar un correcto cambio de dieta, aunque el proceso se alargue en el tiempo: 1º el método gradual y a continuación el método drástico, que en este caso ya no será tan drástico.
Algunos apuntes sobre las necesidades de las diferentes especies de psitácidas
Como decía anteriormente, cuando hablaba de los porcentajes a ofrecer de pienso y fruta/verdura para nuestros loros, hemos de tener en cuenta las diferentes necesidades de los diferentes grupos de psitácidas, por lo que variaremos estos porcentajes teniendo en cuenta estas necesidades y la complementaremos con los alimentos necesarios…

A continuación expondré, para algunos grupos, notas sobre sus requerimientos alimenticios, de manera que mantengamos a nuestros amigos en las mejores condiciones posibles…

Guacamayos

sArticle-20101208195903-47 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101208195903 47

Las necesidades de grasa en su dieta son bastante mayores que en el resto de sus parientes. Por tanto, utilizaremos en la medida de lo posible piensos de “alta energía”, con alto contenido en grasa (el que se utiliza para pichones. Muy recomendable para, independientemente de la edad del loro, utilizarlo para realizar el cambio de dieta por su gran palatividad…) y además deberemos complementar su menú con frutos secos tales como cacahuetes, nueces, coquitos, avellana, etc… No por ello necesitan menos aporte de fruta y verdura variada…

sArticle-20101208200028-47 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101208200028 47  sArticle-20101208203120-34 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101208203120 34

Amazonas

 

La tendencia a la obesidad de este género nos sugiere limitar los alimentos ricos en grasas (semillas, etc…) de manera considerable. Utilizaremos piensos de mantenimiento complementados con fruta y verdura.

Loros grises

A diferencia de lo que se puede pensar, es importante en su dieta cierto contenido en materia grasa (como en otras especies africanas…) especialmente en época de reproducción, de manera que podemos ofrecer eventualmente, además de un pienso de mantenimiento y fruta / verdura, una mezcla de semillas convencional pero de calidad, para loros… (Esto además les mantendrá un poco mas ocupados, importante especialmente en el caso de los grises africanos). No podemos olvidar, que la hipocalcemia (es decir, déficit de Calcio) en loros grises es demasiado frecuente, por lo que habrá que complementar su dieta aportando queso fresco, por ejemplo… y es posible que eventualmente sea conveniente aportes extra de Ca y vit. D3 (por prescripción veterinaria…).

Eclectus

Este género tiene un mayor requerimiento todavía de Vitamina A que el resto, (ver fuentes principales de Vit.A en el texto inicial) por lo que la proporción de la mezcla blanda deberá ser considerablemente mayor que la de pienso o semillas, esta vez en torno a un 70 % principalmente de verduras variadas, pero también de frutas…su sistema digestivo sugiere que se alimentan en estado salvaje (al igual que ocurre con el Gen. Tanygnathus) de una dieta voluminosamente herbívora…

Cacatúas

Requieren de mayor aporte proteínico que otras especies de psitácidas, por lo que las proporciones de pienso /alimento blando se pueden igualar, pero en este caso, se debe suministrar alimentos ricos en proteínas (huevos duros, legumbres cocidas, larvas de tenebrio y/u otros invertebrados, etc…)

Loris y loriquitos

sArticle-20101208200128-46 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20101208200128 46

La base fundamental de su dieta la constituirán alimentos ricos en azúcares como las frutas. En general la administración de frutas será considerablemente mayor que en el resto de grupos y se debe complementar además de con pienso formulado (si es específico para este grupo, mejor…) con néctar. (Ya existen néctares específicos para loris, en cualquier caso los indicados para cualquier ave nectarínida pueden resultar válidos…)

 

CONCLUSIÓN

No quisiera que este modesto artículo fuera una guía exhaustiva de referencia, puesto que, como ya he dicho, cada especie tendría unos requerimientos determinados y se debería profundizar mucho más, y no es intención del que escribe que así sea en este momento… No obstante, creo que es bueno que los propietarios de loros sepan que “cada loro es un mundo” casi para cualquier cosa, y como no para la alimentación, y que al menos sepan que deben asesorarse por personal cualificado si quieren, una vez mas, hacer de la vida de sus compañeros coloreados, una vida lo mas placentera posible. Si bien es cierto que es posible el mantenimiento en cautividad de la mayoría de especies de loros con una dieta no adecuada y pobre, las probabilidades de éxito en la reproducción de las mismas se aumentan significativamente proporcionando una dieta mas correcta; por lo que tanto aficionados como criadores deberían de tomarse mas en serio la alimentación de sus loros.

Texto: Ángel Nuevo

sArticle-20120219171341-49 Hacia una alimentación equilibrada de los loros Hacia una alimentación equilibrada de los loros sArticle 20120219171341 49