Descripción del proyecto

Agapornis Pullaria

Nombres comunes: Agapornis Pullaria, inseparable carirrojo, inseparable de cara roja
Latín: Agapornis pullarius
Clasificación: Psittaciformes, Psittacidae, Agapornis
Zona geográfica: África Central
Tamaño: 14 cm

 El Agapornis Pullaria o inseparable de cara roja (Agapornis pullarius, Linneo 1758) es una de las 9 especies pertenecientes al género Agapornis, incluidas dentro de la familia Psittacidae, orden Psittaciformes. Actualmente se conocen 2 subespecies del inseparable de cara roja.

El Agapornis Pullaria es una de las especies de inseparables menos populares entre los aficionados a los psitaciformes, debido en parte a su particular forma de anidar que tienen en termiteros arbóreos o terrestres. Durante un tiempo fueron comunes en países como Inglaterra y Holanda, pero debido al poco o ningún éxito en la reproducción se perdió el interés por estas aves, las cuales hoy en día son muy poco comunes.

Este pequeño psitaciforme es de los de menor tamaño de entre todos los inseparables, unos 14 cm de longitud; además su pequeño pico y su recortada cola, le hacen parecer de un tamaño menor. Al igual que el Agapornis canus, tiene un carácter alegre y curioso, pero sólo aquellos que han nacido en cautividad, ya que todos aquellos que son procedentes de estado salvaje se muestran muy asustadizos y puede que nunca se lleguen a adaptar bien.

 

Descripción

El Agapornis Pullaria o inseparable de cara roja dispone de un plumaje de color verde; la cabeza y la zona de la cara son de color rojo anaranjado; el pecho, el abdomen y las infracoberteras caudales son de color verde amarillento, mientras que las infracoberteras alares y algunas de las puntas de las plumas de las alas son negras; la rabadilla es azul claro y la cola es verde; la zona perioftálmica es de color gris; el pico es rojo anaranjado, con el iris marrón oscuro y las patas grises.

La subespecie Agapornis pullarius ugandae es similar a la subespecie nominal, aunque el azul pálido de la rabadilla es aún más pálido; a pesar de esta pequeña diferencia entre las subespecies, no es fácil distinguirlas. En la cola presenta, al igual que la subespecie nominal, una región de color rojo y verde amarillento en las plumas laterales y la mitad de cada pluma de la cola es naranja formando una V, la cual se aprecia cuando extiende las plumas de la cola.

La hembra presenta un dimorfismo sexual con respecto al macho, aunque no es un dimorfismo tan marcado como ocurre en otras especies de inseparables. Presenta un colorido similar al macho, pero se diferencia de éste en que tiene la cabeza y la zona de la cara de color naranja, aunque la mayor diferencia es el color verde de las infracoberteras alares, siendo en el macho negras.

Los jóvenes se parecen a la hembra, pero con el plumaje más apagado y la zona de la cara de color amarillo anaranjado. El pico es de color rojo pálido o marrón claro con la base negruzca. Los machos jóvenes se pueden distinguir desde muy temprana edad de las hembras jóvenes en que estos presentan las infracoberteras alares negras típicas de los machos, mientras que en las hembras es verde.

Hábitat natural Agapornis Pullaria

Distribución geográfica y hábitat

El Agapornis Pullaria o inseparable de cara roja tiene su área de distribución en toda la zona subsahariana; la subespecie Agapornis pullarius pullarius se extiende desde Guinea, Sierra Leona y Costa de Marfil hasta Sudán, así como por el norte de Angola y Zaire. También existe una pequeña población en Santo Tomé, aunque se cree que esta población ya no existe. La subespecie Agapornis pullaris ugandae se distribuye por Etiopía, Uganda y Tanzania, así como en toda la región de Kigoma al norte de Tanzania.

Su hábitat son las sabanas y praderas con arboleda, los bosques secundarios y pastizales de matorral espinoso; suelen acudir con cierta frecuencia a los bosques primarios. Ocasionalmente se desplazan hasta las áreas de cultivo, donde suelen provocar graves daños en las cosechas. Aunque la mayoría de las poblaciones se encuentran en las denominadas tierras bajas, existen algunas zonas donde pueden llegar hasta los 2.000 m de altitud.

Alimentación

Los agapornis pullaria se alimentan principalmente de las semillas de hierbas y plantas, en especial de las semillas del género Sorghum, así como frutas (entre sus preferidas están las guayabas y los higos silvestres), bayas y brotes de árboles; al ser aves muy asustadizas es difícil poder observarlas en el suelo en busca de semillas o en charcas bebiendo y bañándose.

Comportamiento social y reproducción

Los agapornis pullaria viven en pequeñas bandadas de 15 ó 20 individuos fuera de la época de cría; sólo en raras ocasiones pueden verse cientos de aves en los campos de grano maduro. Regresan al mismo posadero cada noche, durante el regreso suelen detenerse en busca de alimento; con frecuencia descienden al suelo para alimentarse de las semillas de las hierbas; son muy asustadizos y difíciles de ver. Su vuelo es muy rápido y recto; emiten chillidos estridentes y agudos.

La estación de cría depende de la zona donde se encuentren; en el este de África crían en abril, junio y octubre; en Zaire crían durante la estación de lluvias desde mayo hasta octubre. Preferentemente anidan en los termiteros arbóreos, o incluso en los termiteros terrestres; la hembra es la que se encarga de excavar una oquedad para el nido, donde lo rellena con palitos y briznas de hierbas; realizan dos puestas al año con 4 ó 5 huevos en cada puesta.

Estatus

El agapornis pullaria inseparable de cara roja (agapornis pullarius) no está globalmente amenazado, aunque está incluido en el Apéndice II (Anexo B) del Convenio CITES. Esta especie no presenta poblaciones estables, ya que varían de un lugar a otro, y sólo son comunes en algunas zonas concretas como Níger y Benín. Por desgracia en cautividad no es frecuente, lo cual puede llegar a inducir una captura más excesiva en estado salvaje.

 

Cría Agapornis Pullaria

Alojamiento del Agapornis pullaria

Los Agapornis Pullaria son aves que a pesar de ser tranquilas y sociables, hay que tener una extrema precaución durante la época de cría donde estos inseparables, sobre todo las hembras, se vuelven muy asustadizos y nerviosos, pueden incluso llegar a abandonar el nido con los huevos o los polluelos. Son aves a las que les encanta darse baños de agua, por lo que en las horas de más calor podemos ponerles cualquier recipiente con agua en el que puedan bañarse.

Estos agapornis deben ser alojadas en aviarios tranquilos y refugiados, con unas medidas mínimas de 2 x 1 x 2 m, procurando que no sean molestados y puedan llevar a cabo la reproducción tranquilamente. En las regiones frías es recomendable, que si están en exteriores, se proteja bien el aviario o jaula de los fríos, a los cuales son muy sensibles. Pueden alojarse hasta 3 parejas en un aviario de 2 metros cuadrados.

Alimentación Agapornis Pullaria

A los Agapornis Pullaria se les puede suministrar una mezcla de semillas de mijo, mixtura de canario, girasol y cáñamo, así como el mijo en rama; ocasionalmente le podemos suministrar brotes de hierbas y de mijo, y una gran abundancia de frutas, verduras y hortalizas. Durante la época de cría les podemos suministrar galleta y pastón de huevo. A los jóvenes es recomendable suministrarles vitamina C y suplementos minerales.

Reproducción del Agapornis pullaria

Los Agapornis Pullaria son aves difíciles de criar; la temperatura de la caja nido debe oscilar entre 26º C y 30º C; principalmente comienzan a criar en septiembre en el interior de aviarios climatizados. Debemos suministrarles abundantes ramas frescas con regularidad, ya que de éstas obtendrán cortezas que transportarán en el pico hasta el nido y con el que utilizarán como material de relleno. Generalmente suele poner 5 huevos y la incubación dura 24-25 días; los jóvenes abandonan el nido a los 50 días. Es recomendable que exista bastante humedad en el aviario durante la época de cría.