Descripción del proyecto

Agapornis Lilianae

Nombres comunes: Agapornis Lilianae, inseparable lilianae, inseparable del Nyasa o inseparable de Lilian
Latín: Agapornis Lilianae
Clasificación: Psittaciformes, Psittacidae, Agapornis
Zona geográfica: África Central
Tamaño: De 13 a 16 cm

El Inseparable de Nyasa (Agapornis Lilianae) se halla disperso por Zambia, en torno al valle del río Zambeze, partes de Tanzania y Mozambique, siendo su hábitat natural los grandes valles fluviales entre 500 y 1000 metros de altitud.

El Agapornis Lilianae es más pequeño que el Agapornis Fischeri (13,5 cm.) y sus supracobertoras caudales son de color verde puro. Si tiene algunas plumas azules quiere decir que llevan sangre de inseparable de Fischer. Los sexos a menudo sólo pueden diferenciarse por el comportamiento. El macho adulto tiene la cabeza de color naranja rojizo y una caperuza bien definida que se difumina había el dorso. El plumaje básico es verde homogéneo y brillante. Presenta algunas marcas amarillas en las plumas laterales de la cola. Tiene una visible zona periocular blanca. El pico es de color rojo, más claro cuando llega a la frente; el iris, marrón y las patas gris claro. Las hembras adultas son idénticas a los machos, aunque algo más recias y con la base del pico más ancha ( prestar atención a la separación entre los coxales).

Estas aves se caracterizan por ser muy pacíficas entre sí o respecto a otras especies de psitaciformes. De todos los inseparables de anillo ocular blanco, la cría del Agapornis Lilianae es la más difícil de lograr. Hay gran número de huevos estériles y la mortalidad de los polluelos en el nido y de los adultos es mayor que en otras especies de agapornis.

 

Alimentación Agapornis Lilianae

El agapornis lilianae se alimenta con semillas de cualquier tipo, alpiste, mijo, avena, cáñamo, pipas y panizo en rama, éste último les encanta. También forma parte de su dieta, la fruta, las bayas y el álsine blanco.

En cautividad conviene darles pasta de pájaros insectívoros que proporcionará a las futuras crías una buena base de proteínas para un buen desarrollo embrionario. Tampoco debe faltar, de vez en cuando, un buen complejo vitamínico.

Reproducción Agapornis Lilianae

Se desconoce el motivo por el cuál la población de agapornis lilianae se ha reducido a través de los años. Debido a esta circunstancia su disponibilidad no es frecuente y si se hallan en oferta su precio es muy elevado.

De todos los inseparables de anillo ocular blanco, la cría del Agapornis Lilianae es la más difícil de lograr. Hay gran número de huevos estériles y la mortalidad de los polluelos en el nido y de los adultos es mayor que en otras especies de agapornis.

Experiencia de cría del Agapornis Lilianae

En el año 99, pude comprar una pareja de Agapornis Lilianae, criada en cautividad, anillada y sin ninguna consanguineidad. Después de un tiempo prudencial en el acomodamiento de la pareja, aproximadamente un mes y medio, hicieron una puesta de cinco huevos, todos fecundados excepto el último.

Al cabo de 24 días de incubación nacieron dos crías, del resto de los huevos, los embriones no llegaron a nacer. Los dos polluelos estaban bien cebados y todo seguía su curso con normalidad. Al cabo de 16 días anillé la primera cría con una anilla de 4mm. Fueron transcurriendo los días, y una mañana cuando les iba a limpiar y dar de comer, me encontré a la hembra muerta en el suelo de la jaula, sin ningún síntoma aparente de enfermedad. Estaba en buen estado y el día anterior se la veía ágil y con buena salud.

Ahora quedaban dos polluelos de 25 y 23 días, que suponía que el macho continuaría alimentando, y así fue; pero al cabo de unos días la segunda cría se quedó algo desmejorada y murió poco después. El otro polluelo se desarrolló bien y su padre la sacó adelante. Esta cría resultó ser una hembra.

Posteriormente conseguí una hembra de Agapornis Lilianae sola más otra pareja adulta, también criadas en cautividad y anilladas. Esto fue en el mes de febrero de 2000; la hembra adulta la emparejé con el macho que había enviudado y no hubo ningún problema, ambos se aceptaron rápidamente y el 20 de Marzo hubo la puesta del primer huevo, seguida de otros tres. En esta ocasión, el período de incubación fue de 25 días y las crías fueron naciendo gradualmente y sin contratiempos.

Tampoco tuve problemas con la hembra que cebó bien a los polluelos. Fueron anillados a los 18 días en lugar de los 16 ya que perdían la anilla. Los polluelos crecieron básicamente con semilla de alpiste, mijo, avena panizo, algo de cañamon y pipa pequeña. El panizo en rama, seco o remojado, es su preferido.

Como en el resto de los agapornis, los Agapornis Lilianae salen del nido aproximadamente hacia las 6 semanas de edad, aunque regresan a él para dormir. El macho es el encargado de cebar a las cría, durante este periodo, mientras la hembra vuelve a acondicionar el nido para una próxima puesta. El material de nidificación lo transporta en el pico en lugar de introducirlo entre las plumas como es habitual en la mayoría de especies de inseparable, y se compone generalmente de corteza, tallos de plantas y ramitas de sauce. Construyen unos nidos abovedados pero aceptan sin reparo alguno, cualquier alternativa que se les proporcione.