Eduardo Alzola Elizondo, natural de Vitoria, es un gran amante y conocedor del mundo de las aves, que desde el año 2.000 está afincado en Estepona (Málaga), donde actualmente, es el propietario de un centro de cría de aves psitácidas conocido como Blue Macaws. El centro de cría se encuentra en la finca “Los Papagayos” y tiene una extensión de 4.000 metros cuadrados.

¿Cómo nace tu afición por los animales?

Nace conmigo. Bueno, pues desde muy pequeño, no sé decirte exactamente a que edad. Pero no fue hasta los 5 años cuando tuve mis primeros pájaros, y a partir de ahí fui aumentando mi colección, mi curiosidad y mi afición por las aves.

¿Cómo surge Blue Macaws?

Nació aproximadamente en el año 99 con motivo de un anuncio que puso el que sería mi futuro socio, Barry James, que buscaba unos guacamayos jacintos (Anodorhynchus hyacinthinus), los cuales los trajimos de la granja de Antonio de Dios en Filipinas, pero desgraciadamente no pudo quedárselos, así que me los llevé a Vitoria donde criaron. No obstante Barry seguía con la intención de tener loros y me ofreció venirme a Málaga para montar Blue Macaws. Acepté encantado y me vine aquí el 4 de agosto de 2.000; con su financiación y mis conocimientos empezamos a montar el centro de cría, con la casa, las instalaciones y los loros; y así para enero del 2.001 teníamos todo montado con todos los loros dispuestos para empezar a criar.

Tienes una amplia variedad de especies ¿Cuántas tienes aproximadamente ? ¿Cuántas aves hay aproximadamente en la actualidad? de qué otras instalaciones dispone el centro?

Está la casa donde vivo, una cocina para preparar la comida de las aves, una sala de incubación, una sala que en el futuro será una tienda, un almacén-taller (donde hacemos todas las reparaciones, los nidos, etc.), las jaulas y todo a su alrededor que está ajardinado.

¿Podrías explicarme el por qué de los diferentes tipos de jaula?

El diseño de las jaulas siempre está en función del pájaro que va a ver dentro de ella. Tenemos tendencia, a ser posible, y siempre que no suponga una pérdida de calidad de vida para el ave, a utilizar jaulas suspendidas porque suponen muchas ventajas, la primera es una gran facilidad de manejo, una mayor limpieza y unas óptimas condiciones de higiene ya que se evita la transmisión de enfermedades de una a otra jaula al no existir ningún contacto físico. Entonces para aves que tienen tendencia a estar en las zonas altas, sobre los palos, es obvio que los alojemos en jaulas suspendidas. Para aves con tendencia a estar mucho tiempo por el suelo los alojamos en jaulas que llegan hasta el suelo. Otro aspecto que tenemos en cuenta es el material del que hacemos las jaulas, para los guacamayos jacintos y para las cacatúas blanca (Cacatua alba) y de las Molucas (Cacatua moluccensis) la dureza de los materiales es mayor. Además en las jaulas no existe ningún tipo de vegetación ya que los loros no tardarían en picotearla. Sin embargo, para los tucanes la vegetación es esencial para que puedan tener la tranquilidad y la intimidad que necesitan. Especies más frecuentes.

¿Por cual tienes más preferencia?

La especie más frecuente en Blue Macaws es el yaco (Psittacus erithacus) porque actualmente es la especie más comercial; es el pájaro que busca el 80% de los clientes. De entre los más abundantes que tenemos también se encuentra el guacamayo azul y amarillo (Ara ararauna). Del resto de las especies que tenemos en la granja sólo tenemos una o dos parejas. Mi favorito es el jacinto, es un loro que siempre me ha apasionado, en general, los guacamayos me gustan muchísimo porque me parecen unas excelentes mascotas y son muy cariñosos. También me gustan mucho los pionites y las cacatúas que pienso que son muy divertidas. A parte de los loros veo que tienes otras aves. Si, porque mi problema es que no soy capaz de seleccionar un solo grupo de aves, me gustan todos. Los loros son mi trabajo y el resto de aves que tengo ahora son mi hobby. Ahora estoy empezando con las tángaras y los mieleros; tenemos también otros pájaros frugívoros.

¿Cómo es un día “normal” de trabajo en Blue Macaws?

Bueno, realmente en Blue Macaws no hay un día normal, cuando trabajas con animales todos los días son distintos. Normalmente empiezo a trabajar hacia las 11 de la mañana. Una parte fundamental de mi tiempo la dedico a la atención de los clientes y a las visitas que vienen. Cuando no, me dedico a todo tipo de trabajos como arreglar jaulas, mantenimiento de la finca, en fin, todo lo que tenga que ver el manejo directo de las aves (inspección de nidos, recolección de huevos, manejo de los pichones, etc.), excepto la alimentación de los adultos y de los pichones durante el día que lo hace el personal. Las chicas trabajan normalmente de 9 de la mañana a 5 de la tarde, a partir de esta hora me ocupo íntegramente de todo y mi jornada de trabajo termina a las 2 y media ó 3 de la madrugada cuando les doy la última papilla a los pichones. ¿En qué consiste la dieta básica de las aves? Nosotros la preparamos con una mixtura de semillas diseñada especialmente para loros y que nos gustó mucho porque es limpia y de calidad, además no tiene mucho girasol. Esta mixtura la cocemos durante 30 minutos por dos motivos: que se coman una variedad de semillas superior a la que comerían en estado seco y por otro lado, tenemos que, al cocerlas, eliminamos cualquier posible riesgo de hongos, bacterias, etc. Aparte de la mixtura preparamos una macedonia de frutas y verduras que mezclado con la mixtura constituiría la dieta básica. Aparte le ponemos un pienso compuesto para completar la dieta y que no tengan carencia de ningún tipo.

¿Introduces algún cambio en la dieta durante la época de cría? ¿Y algún tipo de suplemento?

No ninguno, sólo variamos las verduras en función de la época del año. Como norma general no añadimos ningún suplemento salvo que veamos que alguna pareja lo necesite, en cuyo caso le suministramos un complejo vitamínico. De todos modos yo no soy muy partidario de utilizarlos porque creo que con una dieta completa y equilibrada los pájaros reciben todo lo que necesitan.

¿Crianza natural o incubadora?

Depende. Al principio empezamos con la crianza artificial siempre, y sacábamos todas las crías con incubadoras. En estos momentos lo hemos cambiado, ahora tendemos más a la crianza natural durante más o menos el primer mes. Esto también depende mucho de las especies, en el caso de yacos, amazonas, pionus, pionites los dejamos el primer mes y medio con sus crías. En el caso de guacamayos y cacatúas preferimos la incubación artificial porque hemos observado que la mortalidad infantil es muy alta. El problema de los guacamayos es que sólo sacan adelante una cría de 3 huevos y el problema de las cacatúas es que son muy nerviosas y durante la incubación suelen romper los huevos.

¿Cómo es la cría a mano?

Alimentamos a los pichones con jeringa y sonda, ya que para mí es, con mucha diferencia, el mejor método desde todos los puntos de vista. Quizás el único inconveniente es que los pichones no pueden saborear la comida, aunque no es del todo un problema porque en muchas ocasiones regurgitan la comida, la saborean y se la vuelven a comer. Para mí este método es absolutamente limpio, lo cual es una ventaja importantísima ya que la suciedad en el pico y alrededores puede convertirse en un foco de infecciones por cándidas. Otra ventaja que tiene es la rapidez, hay épocas en las que nos podemos encontrar con un número elevado de pichones tomando papilla. Por otro lado es mucho más seguro que la alimentación directamente de la jeringa.

¿Cuántas crías nacen al año? ¿Tienes alguna especie que sea más problemática para criar?

El año pasado criamos 184. Concreta-mente la especie más problemática es el guacamayo jacinto, me siguen resultando muy complicados y ya ni siquiera le damos la opción de intentar nacer solos. Hay especies que todavía no nos ha puesto ni un solo huevo como el amazona harinoso (Amazona farinosa). En el caso de las cacatúas rosadas (Eolophus roseicapillus) no habíamos tenido éxito hasta el año pasado.

¿Cómo es la socialización de los polluelos? ¿Todos los que entregáis son como mascotas o también para cría?

Normalmente los pichones no se quedan mucho tiempo con nosotros a partir de que dejan de tomar papilla a mano. Mientras están tomando papilla el manejo es diario y normalmente no hay problemas graves de socialización. A partir de que toman papilla procuramos venderlos lo más rápidamente posible para que entren en contacto desde muy pequeños con su nuevo dueño. La mayoría de los que clientes nos piden loros mascotas, pero también hay clientes que nos piden loros para utilizarlos como reproductores, que también han pasado por un proceso de socialización, aunque no supone ningún problema ya que la impronta en los loros es muy parcial y no crea problemas para la reproducción.

¿Llevas un control veterinario sobre tus especies?

Si, tenemos una veterinaria que, aunque no trabaja exclusivamente para nosotros, si acudimos a ella cuando tenemos algún problema sanitario.

¿Qué medidas higiénicas y/o qué prevenciones tomas cuando adquieres un nuevo individuo?

Depende. Las medidas que tomamos varían según la procedencia del loro y de la información que tengamos de él y su propietario. La primera medida que tomamos es la cuarentena en una instalación separada y según veamos su aspecto y teniendo en cuenta la procedencia, le hacemos unos análisis u otros. Si el loro ya trae un historial veterinario, evidentemente no le hacemos pruebas, ya que tenemos una garantía sanitaria.

¿Desparasitas periódicamente a tus aves?

No en líneas generales, solamente lo hacemos a las aves que tienen riesgo. Unos pájaros que están aislados del suelo sin contacto con otros pájaros y comiendo alimentos cocidos en comederos que desinfectamos a diario, pues obviamente no tienen posibilidad de contraer nada. Sin embargo las aves que si tienen contacto con el suelo las desparasitamos cada cierto tiempo por motivos de seguridad. Una cosa que sí hacemos periódicamente es un control de heces para ver cómo están las aves y por si tenemos que tomar medidas.

¿Has tenido problemas graves de enfermedades?

Gracias a Dios muy pocos, la verdad es que no hemos tenido graves problemas. Al traer los loros cuando comenzó Blue Macaws se hizo un control veterinario exhaustivo, y en aquel momento no apareció, afortunadamente, ninguna enfermedad importante; pero sí hubo pájaros a los que se les vio cosas raras en las endoscopias. Entonces durante el primer año ocurrió una especie de selección natural y la mayoría de los pájaros en los que habíamos visto cosas raras murieron. Pero afortunadamente después de esto no hemos tenido grandes problemas.

¿Qué ventajas le expondrías a un cliente que quiere un loro nacido en cautividad frente a uno de estado salvaje?

Todas. Son dos mundos completamente diferentes. Un loro nacido en cautividad la primera ventaja que tiene obvia, es la diferencia de calidad desde el punto de vista sanitario, frente a un loro de estado salvaje que puede venir con alguna enfermedad o incluso cogerla en el periodo que pasa desde que lo capturan hasta el comprador ya que pasa por lugares donde no existe ningún tipo de higiene. En mi opinión, un loro nacido en cautividad es muestra de una gran calidad y salud, si lo que queremos es un loro mascota y además de nacer en cautividad está criado a mano creo que es una manera de hacer que el loro reconozca en el ser humano la mano que lo alimentó en lugar de a un enemigo peligroso. Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que los recursos naturales son muy limitados y me parece importantísimo que seamos capaces de producir los animales que necesitamos en lugar de estar permanentemente extrayéndolos de la selva.

¿Cómo ves la afición en el país?

Aumentando a un ritmo espectacular. Cada día hay más gente introduciéndose en este mundo, están apareciendo muchos criadores nuevos y creo que sería una buena opción de cortar de una vez por todas el tráfico de animales salvajes. Ojalá llegue el día en que esto se consiga.

¿Qué consejos le das a un cliente que va a adquirir un loro?

Normalmente procuramos asesorar al cliente sobre cual es la especie que más le conviene; entre los primeros consejos que doy es que el cliente esté completamente seguro y tenga claro poder prestarle toda la atención que necesita, ya que son aves que necesitan más del dueño que el dueño de ellas.

Un centro de cría como Blue Macaws requiere un trabajo arduo y constante, con una dedicación plena los 365 días del año y no te deja apenas tiempo para hacer otras actividades ¿cómo se compensa?

Económicamente no se compensa. Como te he comentado antes llevo criando pájaros desde los 5 años y no sé hacer otra cosa, además creo que lo hago bien. Es la vida que yo he elegido. Es un trabajo que implica mucho sacrificio, pero por otro lado también es muy gratificante en otros aspectos como cuando abres un nido y te encuentras un huevo, o cuando estas jugueteando con ellos y recibes un cariño por su parte, para mí es una compensación enorme. A veces lamento haber convertido mi hobby en mi trabajo, ya que se disfruta más de ellos cuando son un hobby, pero tenía muy claro que pasamos 1/3 de nuestra vida trabajando y me niego a estar amargado durante todo ese tiempo. Prefiero trabajar el 50% de mi tiempo, pero en lo que yo de verdad disfruto.

Visita al centro

Somos de los pocos criaderos en España que permite la visita al centro. Creo que es muy importante que los clientes vean de donde proviene su pájaro; aunque esto puede implicar unos riesgos para el centro, creo que una cosa compensa con la otra. Lo único que pedimos es que se concrete una cita con anterioridad.