EL LORO OREJIAMARILLO HACE UNA GRAN REAPARICIÓN

Hace menos de cinco años parecía que el planeta estaba destinado a perder otra especie de loro críticamente amenazada de extinción. El loro orejiamarillo Ognorhynchus icterotis, con cola larga, del tamaño de un guacamayo pequeño y nativo de los Andes altos de Colombia y Ecuador, ya sólo existía en Colombia, y los pocos que habían sido vistos en Ecuador en los noventa habían desaparecido. Este panorama poco esperanzador fue roto dramáticamente por el redescubrimiento el 18 de abril de 1999 de 81 pájaros, e inmediatamente se puso en marcha un plan para la recuperación de la especie,el Proyecto Ognorhynchus, que continúa gracias a la aportación financiera principal de Loro Parque Fundación, en Tenerife (España) y con el apoyo adicional del Zoologische Gesellschaft für Arten- und Populationsschutz e.V (ZGAP – la sociedad zoológica para la conservación de las especies y de poblaciones). La Fundación ProAves es el socio colombiano, formado por un equipo entusiasta de jóvenes ornitólogos y conservacionistas, dirigido por el Dr Paul Salaman. Los resultados de sus esfuerzos son casi un milagro.

Hábitat

El loro orejiamarillo vivía en tres cadenas o cordilleras andinas en Colombia, situadas entre los 1.200 m y 3,400 m sobre el nivel del mar. Es una especie adaptada a vivir en bosque húmedo de altura, en las zonas templadas bajas y las zonas subtropicales altas, a veces, frecuentando las áreas parcialmente deforestadas. Sin embargo, el grado de deforestación en su distribución geográfica anterior ha sido la causa principal del serio declive de su población, a la que han contribuido la perturbación y la persecución humana. En especial, el drástico declive del árbol nacional de Colombia, la palma de cera, ha afectado directamente al loro orejiamarillo, que mantiene una estrecha relación biológica con la palma. Los loros se reproducen en colonias dispersas en los troncos de la palmas de cera Ceroxylon quindiuense y C. alpinum y se alimentan de sus frutas.

Ognorhynchus - palm and forest view El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Ognorhynchus palm and forest view       Ognorhynchus feeding at wax palm nesthole El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Ognorhynchus feeding at wax palm nesthole        Yellow-eared Parrot pair at nest El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Yellow eared Parrot pair at nest

 

Objetivos del proyecto

El objetivo general del esfuerzo para la recuperación ha sido restaurar la población salvaje hasta un nivel en que el loro orejiamarillo pueda ser borrado de la lista de especies amenazadas. Dicho objetivo ha implicado un proyecto de aspectos múltiples con muchas actividades distintas en curso al mismo tiempo. El resultado más importante para la especie es que la población total ha aumentado espectacularmente, por encima de los 600 pájaros, ¡un aumento del 750 por ciento! La población está dividida entre dos sitios geográficamente separados, Jardín en Antioqua con el registro más alto hasta ahora de 303 loros y Roncesvalles en Tolima con 312 loros. En agosto de 2003, al final de la estación de reproducción, un 15 por ciento de la población total consistía en ejemplares juveniles, lo que representa una prueba adicional de la explosión en la producción de crías como resultado de medidas protectoras. La mitad de la población reproductora ha producido un promedio de dos jóvenes por nido con dos tentativas de reproducción por año. Para mejorar las medidas de manejo para la conservación, las actividades de Proyecto Ognorhynchus han incluido el aumento del conocimiento de la especie y de su hábitat, incluyendo la investigación biológica y ecológica específica sobre Ognorhynchus y las palmas de cera. Los investigadores han registrado 13 especies de árboles en su dieta, con cuatro de ellos dentro de la familia Euphorbiaceae. Como resultado de esto, y del trabajo relacionado, el equipo ahora tiene en preparación un mapa de la vegetación para mejorar la planificación futura de la utilización de terrenos y de las medidas de conservación.

Radio tracking El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Radio tracking     Ognorhynchus chicks in nestbox2 El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Ognorhynchus chicks in nestbox2

Mejora del Hábitat

Proyecto Ognorhynchus ha implicado la restauración del hábitat y otras actividades para aumentar la disponibilidad del hábitat, incluyendo los cercados. Los investigadores han desarrollado una exitosa estrategia para el transplante de arbolillos de pastos, que son replantados en las reservas y otros terrenos protegidos. Los esfuerzos han sido hercúleos, con 500 palmas de cera plantadas cada mes, más de 15.000 árboles plantados en el período enero a octubre 2003, y unos 6.560 m de cercas colocados para proteger 1,255 ha del hábitat. La seriedad del proyecto se demuestra con la implicación del municipio local, que ha cubierto el 50 por ciento del coste. Además de este trabajo, el proyecto ha estimulado y comenzado la ampliación de una red de reservas naturales de terratenientes privados en la comunidad. El proyecto ayuda a los terratenientes a registrarse para este propósito y en Jardín ahora hay sobre 4.700 ha de terrenos registrados. En Roncesvalles el área total con la colaboración de la comunidad es 3.300 ha.

Instalación de nidales

Ognorhynchus nestbox hoist1 El loro orejiamarillo El loro orejiamarillo Ognorhynchus nestbox hoist1Una acción adicional para aumentar la población de loros ha sido la instalación de nidales artificiales. El uso inicial de los nidales por las aves era virtualmente nulo pero, siguiendo una cierta experimentación con el diseño, el proyecto ahora está registrando crías con éxito en las cajas. Sensibilizar a la población Para consolidar la conservación del hábitat, y para fomentar la protección de las poblaciones del loro orejiamarillo contra la caza furtiva, el Proyecto Ognorhynchus tiene una intensa campaña de sensibilización pública sobre la especie y el proyecto. Casi ha erradicado el uso destructivo de las palmas de cera para las procesiones del Domingo de Ramos, consiguiendo en el proceso la bendición de la parroquia para que se usen otras plantas comunes en lugar de la palma de cera. La educación ambiental y la implicación de las comunidades locales ha dado lugar a la generación de talleres educativos, campañas de radio locales, y visitas a los centros de comunidad y a las escuelas locales por el personal del proyecto. No hay duda que las gentes del lugar han respondido positivamente, hasta ayudar a crear 18 rutas de la naturaleza. Además, el efecto ha llegado hasta las autoridades competentes y ,como ejemplo, el municipio de Jardín ha acordado iniciar una campaña para captar la ayuda de los terratenientes, efectuando una reducción de impuestos por la que los terratenientes pueden ahora deducir una cierta cantidad de impuesto para cada hectárea del bosque maduro conservado. El futuro parece mucho menos peligroso para esta hermosa especie de loro, pero para hacerlo realmente seguro, Proyecto Ognorhynchus necesitará continuar su actividad durante algunos años.