La ‘Locustella Cheng’ se diferencia del resto de buscarlas por su original canto
EL PERIÓDICO
PEKÍN

Domingo, 3 de Mayo de 2015

Quizás tiene algo que ver con su carácter esquivo y tímido, pero no ha sido hasta este mismo año que un grupo internacional de científicos han identificado definitivamente el Locustella Cheng, una especie de pájaro nueva de la familia de las buacarlas que ha sido localizada en las montañas de la región de Sichuan, en el suroeste de China.
Las primeras noticias sobre este pájaro llegaron en 1992, cuando Urban Olsson y Por Alström, miembros de una expedición sueca, sintieron el canto de este pájaro, caracterizado por un zumbido largo y un clic corto, y comenzaron a valorar la posibilidad de que se tratara de una especie no catalogada nunca antes. «Sentimos una melodía totalmente desconocida que salía de una zona de matorrales y que no sonaba como el típico canto de un pájaro. Como no podíamos ver de dónde procedía el canto por el espesor de las hierbas, mi compañero y yo estuvimos discutiendo un buen rato sobre si se trataba de un pájaro o de un insecto », explica Alström.
Finalmente, pudieron distinguir entre la maleza la figura de un pequeño pájaro “de plumaje marrón chocolate, con una cola densa y oscura, largas patas rosadas, unos grandes ojos oscuros y un pico negro y puntiagudo», describe el investigador. Después de observarlo un largo rato, convinieron en identificarlo como un Locustella Mandelli, una especie que habían conocido en el noroeste de Tailandia. Sin embargo, su particular canto les hizo cuestionar si se trataba de la misma especie. Una duda que no pudieron aclarar porque no volvieron a ver el pájaro durante la expedición antes de volver a Suecia.
No ha sido hasta dos décadas después cuando se han podido aclarar las dudas de los investigadores nórdicos y certificar que se trata de una nueva especie de buscarla. La constatación llegó después de exhaustivas pruebas de ADN, mediciones morfológicos y análisis del plumaje y de su particular sonido, según publica la revista Avian research.
Ancestro común / «El buscarla de Sichuan es una ave extraordinariamente discreta y muy difícil de contemplar. Sus hábitats preferidos son el matorral densos y las plantaciones de té », confirmó Pamela Rasmussen, científica de la Universidad de Michigan (EE.UU.), que ha encabezado la investigación en tierras chinas.
A partir de las pruebas realizadas, los investigadores han constatado las grandes semejanzas con la Locustella Mandelli, tanto, que proceden de un ancestro común. Los científicos se remontan a hace 850.000 años para describir el momento en que las dos especies divergieron y tuvieron evoluciones diferentes. El color del plumaje y su original canto son los principales rasgos que diferencian la Locustella Cheng del resto de aves de este género.
Las buscarlas son un género de aves paseriformes, que comprende a más de la mitad de las especies de aves del mundo. Bajo la identificación de Locustella se incluyen varias especies de pequeñas aves que coinciden en el tono moreno de las plumas. Están presentes en países de África, Asia y Europa.