Una experiencia de reproducción en la que se combinó la cría a mano con la crianza por los propios padres.

Adquirí una pareja silvestre de loros del Senegal (poicephalus senegalus), sexada por endoscopia. Dicha pareja fue alojada en un pequeño voladero de base trapezoidal de aproximadamente 1,5 metros cuadrados de superficie y 1,60 metros de altura. Inmediatamente instalé dentro del recinto un nido de 20 x 20 x 30 centímetros, hecho con aglomerado de madera y base cóncava que la pareja destrozó completamente en pocos días.

De nuevo introduje un nido de las mismas dimensiones y hecho con el mismo material que el anterior, pero con una modificación importante. Adosé un túnel de entrada de sección rectangular que medía unos 22 cm de largo. La sección rectangular interior era de 9 x 9 centímetros, con un orificio de entrada de 6 centímetros de diámetro (ver figura 1).

El diseño del nido es un elemento de gran importancia
Después de esta modificación conseguí que no volvieran a destrozar el nido. Sin embargo, y de acuerdosArticle-20101022115914-72 Cría en cautividad del Loro You-You Cría en cautividad del Loro You-You sArticle 20101022115914 72 con mi experiencia, recomiendo aumentar la altura del nido hasta los 40 centímetros, de manera que los pájaros se sientan más protegidos.

La alimentación consistió en una mezcla de semillas: pipas de girasol, cañamones, cardi, mazorcas de maíz tierno, legumbres (alubias, garbanzos, lentejas) remojadas o hervidas, fruta (manzana, naranja, granada), higos y frutos secos (almendras de cascara blanda, nueces partidas, piñones pelados, cacahuetes). En octubre del mismo año el macho empieza a dar de comer a la hembra y a aparearse, conductas que coinciden con un aumento importante del tiempo que ambos pasan en el nido. El 25 de octubre inspecciono por primera vez el interior del nido y observo que hay dos huevos. A partir de ese momento tomo la decisión de no realizar nuevas inspecciones por temor a perturbar a los padres.

Una nidada de cuatro polluelos
Al cabo de 27 días y al oír el piar de un polluelo decido revisar de nuevo el nido. Compruebo que han nacido cuatro polluelos. He de suponer que el macho se encargó de alimentar a la hembra durante todo el período de incubación, ya que no pude verla fuera del nido en ningún momento.

Decido criar a mano dos de los pichones y dejar que los dos restantes sean criados por los padres. sArticle-20101022115859-40 Cría en cautividad del Loro You-You Cría en cautividad del Loro You-You sArticle 20101022115859 40Elijo retirar los dos de mayor edad, 14 o 15 días, pero al día siguiente los devuelvo al nido ante la imposibilidad de hacerme cargo de ellos por la necesidad de ausentarme unos días. Los padres los aceptan y continúan alimentándolos sin ningún problema.

Tres semanas más tarde vuelvo a retirar a los mismos polluelos, que cuentan ya con algo más de un mes de edad y están casi completamente emplumados, y los alojo en una criadora para hacerme cargo de su crianza. Sin embargo los problemas aparecen pronto, a mis polluelos les cuesta aceptar la comida con jeringuilla o con cuchara, lo que provoca que la regurgitan inmediatamente después de la ingesta.

La situación es grave y los polluelos corren el riesgo de morir por falta de alimento. Ignoro la causa de este rechazo y acudo al veterinario especialista, el cual, después de realizar las exploraciones pertinentes descarta la existencia de cualquier agente patógeno.

 

Soluciones a la regurgitación
sArticle-20101022115816-53 Cría en cautividad del Loro You-You Cría en cautividad del Loro You-You sArticle 20101022115816 53

Según el criterio del veterinario, la única razón que justificaría este comportamiento de los polluelos frente a la comida podría ser el hecho de haber sido separados de los padres demasiado tarde.

Siguiendo el consejo del veterinario empiezo a administrarles el alimento a través de una sonda metálica, de manera que la papilla vaya directamente al buche. Esto mejora sensiblemente el problema de la regurgi-tación que, poco a poco, va desapareciendo. La comida consiste en una papilla especialmente concebida para la cría a mano de aves de pico curvo (Hand Rearing, fórmula de Pretty Bird), que reparto en tres tomas de 10 centímetros cúbicos al día para cada polluelo.

Al cabo de una semana introduzco en su dieta un poco de alimento sólido,, poniendo a su alcance un poco de pienso, especial para el periodo de destete, ligeramente humedecido con agua o zumo de mandarina, y algunas pipas peladas remojadas en agua.

Progresivamente aumento la cantidad de alimentos sólidos y empiezo a ofrecerles un poco de fruta (manzana, granada, uva), bayas de serval remojadas, piñones pelados y también algo de queso manchego.

A medida que los pollue-los van aceptando mayor cantidad de comida sólida reduzco el número de tomas diarias de papilla. En primer lugar retiro la papilla de la mañana, manteniendo las dos tomas restantes, y al cabo de una semana dejo tan solo la de la noche. La finalidad de esta estrategia es conseguir que la falta de alimento líquido estimule su apetito y coman una mayor cantidad de sólidos. Por último, el día 3 de febrero retiro el suministro de papilla. Los dos polluelos criados por los padres habían abandonado el nido el día 28 de enero, con un intervalo de dos o tres días. El día 5 de febrero los separo de sus padres y los alojo en un voladero junto con sus hermanos criados a mano.

Si decide criar un You-You a mano retire los polluelos entre 11 y 15 días después de su nacimiento, coincidiendo con la colocación de las anillas.

 

Por Jesús Mazo, juez de aves exóticas y ex-miembro de la FOCDE