En este artículo os daremos algunos consejos para la compra de un loro. Antes de realizar la compra de un loro hay que determinar las características que deseamos en la nueva mascota: ¿Queremos un loro que hable?, ¿un loro manso?, ¿un loro juguetón?, ¿queremos que tenga un plumaje de colores atractivos?, y por último ¿queremos un loro como compañero con quién compartir nuestra vida o lo queremos para la reproducción?

Una vez decididos los requisitos que queremos para nuestra mascota, debemos consultar con las tiendas especializadas, con otros propietarios de loros y con criadores para saber todo lo que nos interesa sobre la especie elegida. Es importante que antes de adquirir un ave conozcamos sus necesidades de alimentación y alojamiento, así como también los aspectos positivos y las características menos agradables de los individuos de la especie que queremos adquirir.

Consejos para la compra de un loro: Reflexione antes de comprar su loro

Piense si podrá atender sus necesidades físicas y psíquicas. Si dispondrá del tiempo suficiente para estarConsejos para la compra de un loro consejos para la compra de un loro Consejos para la compra de un loro srAdmin 20101127171347 20 por él y de la paciencia imprescindible para amaestrarlo. Es importante que a la persona que comparte nuestro hogar le gusten también los loros, y hay que estar seguro de que seremos capaces de soportar las pequeñas incomodidades que supone la pérdida de plumas durante la muda y los restos de semillas y de fruta que puedan esparcirse alrededor de la jaula. Tarde o temprano, después de un tiempo de búsqueda, encontrará el loro que usted desea. Aún así, no se deje llevar por las emociones. Si compra precipitadamente es muy probable que acabe lamentándolo.

Consejos para la compra de un loro: Examine detenidamente el estado físico del animal para tener la seguridad de que se trata de un ejemplar sano.

El plumaje:Debe ser uniforme, con brillo, sin plumas que estén creciendo torcidas y sin zonas de calvicie. Un plumaje dañado puede ser indicativo de que el animal sufre una infección por parásitos, una desnutrición crónica o bien que sufre problemas psicológicos. O simplemente que este alojado inadecuadamente. No se debe aceptar una explicación tan simple como que el loro está “mudando”, porque el proceso de la muda no implica que haya una pérdida tan importante de pluma que llegue a desnudar al pájaro.

srAdmin-20101127173016-39 consejos para la compra de un loro Consejos para la compra de un loro srAdmin 20101127173016 39  Consejos para la compra de un loro:  consejos para la compra de un loro Consejos para la compra de un loro srAdmin 20101127171451 91  srAdmin-20101127174113-59 consejos para la compra de un loro Consejos para la compra de un loro srAdmin 20101127174113 59

Los ojos: Deben estar limpios, brillantes y no mostrar síntomas de inflamación.

Los orificios nasales: Deben estar limpios sin ningún tipo de exudado.Sin ranuras, escamas o signos de sobrecrecimiento.

La postura: el animal ha de mantener una postura erguida y la cola quieta mientras respira. Todo ello nos ayudará a estar seguros de que el animal no sufre ningún tipo de problema respiratorio. La zona de la cloaca: Debe estar limpia, sin excrementos adheridos a las plumas.

Las patas: Deben seguir una pauta reptiliana, sin escamas blancas, con las superficies plantares sin úlceras o inflamaciones Si se cumplen estas condiciones es probable que el loro no padezca problemas de malnutrición o de una infección bacteriana o por parásitos. Si el loro ha superado este reconocimiento y antes de que usted se deje llevar por sus sentimientos, debe asegurarse de que el animal dispone de todos los documentos necesarios: una factura debidamente cumplimentada con todos los datos: DNI del comprador, NIF del vendedor y el número de CITES ( si se trata de especies de comercio restringido), fecha de la compra, etcétera.

Consejos para la compra de un loro:  Visita al veterinario

Después de la compra es aconsejable visitar a un veterinario especialista en aves para asegurarse de que o existen problemas ocultos, tal y como se hace en el caso de que la mascota sea un perro o un gato. Si hay otras aves en casa es muy aconsejable someter al recién llegado a un período de cuarentena, alejado de los demás durante unos dos meses. Con esta medida evitaremos contagios no deseables. De vuelta a casa No sería justo esperar que el ave recién adquirida tenga deseos inmediatos de hacer amigos con su nueva familia, a no ser que se trate de un pájaro criado a mano y por lo tanto muy familiarizado con las personas. Lo más probable es que sienta miedo y se encuentre en una situación de gran estrés. No sabrá donde se encuentra, ni si está a salvo o si se quedará en este nuevo lugar durante mucho tiempo. Hasta el momento de su compra el animal ha pasado por muchas experiencias de cambio, y si se trata de un loro silvestre, los cambios habrán sido mucho más traumáticos. Capturados en su medio natural, apartados de sus compañeros y de su territorio, han pasado de unos intermediarios a otros hasta iniciar el viaje que les llevará lejos de su hábitat natural, probablemente no en las mejores condiciones. Desde el almacén del mayorista se les transportó al distribuidor y finalmente a la tienda. También es probable que durante todo este tiempo haya estado alojado en jaulas inadecuadas y sometido a una dieta restringida y barata. Por tanto, podríamos decir que tiene todo el derecho a estar nervioso.

Consejos para la compra de un loro: Qué debemos hacer

Lo que debemos hacer por tanto es evitar que la familia, los niños, los amigo y mascotas se acerquen a la jaula. Hay que dejarle tranquilo durante 24 horas para que pueda observar su nuevo hogar y a las personas que le rodean. Si observamos que está muy inquieto taparemos parcialmente la jaula con el fin de proporcionarle una mayor sensación de seguridad, y pondremos a su disposición comida y agua. Siempre que nos acerquemos a la jaula, le hablaremos en voz baja para tranquilizarlo. Nuestros movimientos frente a él deben ser lentos. Unos días después podemos darle algún juguete y dejar que le vean otras personas. Evite que pasen os dedos por los barrotes o hagan movimientos bruscos, evite también los ruidos o risas fuertes. Este tipo de comportamiento podría asustarle de nuevo. Debemos hablarle siempre en tono dulce y suave, de esta forma poco a poco comprenderá que se encuentra a salvo. Lo más importante es ganarse su confianza,. Ofrézcale alguna golosina, un cacahuete por ejemplo, entre los barrotes de la jaula. Si no nos lo coge de la mano, déjelo en su comedero e inténtelo de nuevo un poco más tarde. Quizás tardará algunas semanas en conseguir que acepte comida de su mano. Hay que darle tiempo y tener mucha paciencia. Si nos mostramos impacientes y queremos ir con demasiada prisa sólo lograremos retrasar su adiestramiento.

Esperamos que este artículo con consejos para la compra de un loro os ayude con la elección. La compra de un loro como mascota es una decisión importante, pues este psitácido os acompañara durante muchos años de vuestra vida.

Por Paula van der Werken