exotics exotics loro



facebook twitter
Enviar a un amigoenviar a un amigo Imprimirimprimir
exotics exotics

Caique

Pionites
Clasificación: Psittaciformes, Psittacidae, pionites
Zona geográfica: América del Sur Septentrional


Si el Loro gris africano es considerado como el "intelectual" de los pájaros domésticos y el ara macao como un auténtico exhibicionista, el caique es, por excelencia, el "clown" de los aviarios. El caique (Pionites) es simpático y establece fácilmente lazos afectivos con los humanos sin mostrar miedo ni nerviosismo. Es confiado, tranquilo y muy inteligente. Cualidades todas ellas que han cautivado, desde hace algunos años, a muchos ornitófilos apasionados.

Su atractiva personalidad y su carácter infantil ha hecho que la popularidad de este pequeño loro sudamericano crezca entre los aficionados a la avicultura de todos los países, aumentando a la vez su presencia en los hogares, dónde se ha revelado como una encantadora mascota. Por su comportamiento podrían considerarse como la réplica sud-americana de los loris. Como ellos, los Pionites son pájaros muy activos, curiosos, juguetones y muy divertidos que saltan, trepan y se balancean en las ramas describiendo increíbles piruetas.  

Caiques (Pionites melanocephala y Pionites leucogaster)
Caiques (Pionites melanocephala y Pionites leucogaster)
exotics exotics

Especies y subespecies

El género Pionites comprende tan sólo dos especies, Pionites melanocephala y Pionites leucogaster con un total de cinco subespecies:

  1. Pionites melanocephalus melanocephalus
  2. Pionites melanocephala pallid
  3. Pionites leucogaster leucogaster
  4. Pionites leucogaster xanthomerius
  5. Pionites leucogaster xanthurus

Hábitat Natural

Distribución geográfica y hábitat
Todos los caiques o pionites son nativos de Sudamérica y ocupan una amplia zona de distribución que comprende la mayor parte de las zonas pantanosas del río Amazonas, desde la costa oeste de Bolivia a las zonas del este de Perú y Bolivia. Aunque las zonas de distribución de ambas especies son adyacentes se encuentran claramente separadas. Los caiques de cabeza negra (Pionites melanocephala) viven en la zona norte del río Amazonas mientras los caiques de pecho blanco (Pionites leucogaster) lo hacen en la zona sur de este río. Así pues ambas especies se encuentran inexorablemente separadas por el río Amazonas si tenemos en cuenta su limitada capacidad de vuelo que les impide cruzar la enorme distancia que separa ambas orillas. Algunos autores afirman que no pueden volar más de unos centenares de yardas antes de caer al suelo exhaustos. Esta falta de habilidad para el vuelo se debe en parte poseen un cuerpo muy pesado unas las alas excesivamente cortas.

Los Caiques de cabeza negra viven en las cimas y en los límites de los bosques del altiplano. También pueden encontrarse en los bosques inundados cercanos a las riberas de los ríos. Sus parientes, los caiques de pecho blanco viven también en los bosques de las zonas tropicales pero prefieren los arbustos que crecen a lo largo de las riberas de los ríos. El medio ambiente en el que viven es típicamente tropical que se caracteriza por las altas temperaturas y una humedad muy elevada. Las temperaturas alcanzan los 33 u 37,7 grados Cº en el mes de julio y los 37,7 o 42,4 en Enero. La media de precipitaciones anual es muy alta siendo Enero el mes más húmedo.

Comportamiento social y reproducción
Los Pionites melanocephala viven en parejas o en pequeños grupos familiares, aunque a menudo pueden observarse en grupos mayores de hasta treinta individuos. Generalmente se posan en las copas de los árboles dónde se alimentan. Su dieta consiste en frutas, bayas y semillas. Emiten llamadas de contacto parecidas a fuertes graznidos. Además emiten también otros ruidos muy estridentes y penetrantes. La estación reproductora es distinta según el territorio de donde son originarios. En Venezuela empieza en el mes de abril mientras que en Surinam pueden encontrarse huevos en los nidos en el mes de octubre. Anidan en los huecos de los árboles de gran porte. La puesta consta de dos a cuatro huevos. El periodo de incubación es de 27 días.

Las costumbres de los Pionites leucogaster en libertad son parecidas a las del melanocephala aunque la estación de reproducción de esta especia empieza en diciembre. Los nidos se encuentran en árboles de gran porte a una altura de 30 metros por encima del suelo. La puesta suele ser de dos huevos. El período de incubación suele ser de 25 a 27 días. La esperanza de vida de los caiques es elevada y puede superar fácilmente los 20 años. Se conocen ejemplares que han alcanzado los 45 años de edad.

Estatus
Los Caiques de cabeza negra (Pionites melanocephala) son muy comunes en las zonas más llanas y se pueden llegar a observar un número relativamente elevado de parejas. Ello quizás se deba a que ha habido una disminución de su territorio a causa de la intervención del hombre.

El Caique de pecho blanco (Pionites leucogaster) es muy abundante en su territorio, siendo menos frecuente en los bosques secos del sur. En algunas zonas del Brasil, en las que se ha llevado a cabo un proceso de deforestación a gran escala, han sido cazados y han llegado a desaparecer por completo.

Por el contrario su número es muy elevado los diferentes parques nacionales y reservas de Brasil y Perú. La subespecie Pionites leucogaster xanthomeria se encuentra especialmente amenazada por la pérdida de hábitat debida a la salvaje deforestación a la que está sometida la selva amazónica.  

Alojamiento

Como se trata de pájaros muy activos, los caiques (pionites) necesitan de un alojamiento espacioso. Lo ideal es mantenerlos en voladera de 2,5 metros de longitud, 2 metros de altura y 1 metro de ancho. Sin embargo hay que tener en cuenta que los caiques no pueden soportar temperaturas excesivamente bajas. La temperatura mínima durante los meses de invierno no debería ser inferior a los 10 grados. Por esta razón, en las zonas más frías de Europa será necesario que dispongan de un refugio con calor. Algunos avicultores prefieren mantenerlos en habitaciones con temperatura controlada. En este caso, pueden alojarse en jaulas suspendidas de 1,50 metros de largo por un metro de alto y 0,60 metros de ancho.

Otro factor a tener en cuenta para la ubicación de los caiques es el agudo y penetrante chillido que emiten especialmente al amanecer y en el crepúsculo. Los gritos son tan fuertes que son perfectamente audibles desde muy lejos, por lo que hay que tener en cuenta posibles conflictos con el vecindario cuando se les tiene alojados en el exterior. Por esta razón, algunos aficionados prefieren mantenerles en recintos interiores donde evidentemente es posible reproducirlos, aunque el lugar ideal es la pajarera de exterior. 

Alimentación

Los caiques (pionites) son aves extremadamente voraces y son capaces de comer mayor cantidad de alimento que otros pájaros de mayor tamaño. Son pájaros muy activos, con un metabolismo muy elevado y por lo tanto deberían siempre gran cantidad de comida a su disposición.

No son propensos a la obesidad y no tienen unas necesidades dietéticas especiales. Los caiques aceptarán de buen grado una gran variedad de frutas y verduras ( manzana, naranja, uva, pepino, calabacín, etc.), legumbres, semillas ( pipas de girasol, avena, cártamo, alforfón, linaza, sémola, semillas para canario, mijos y cáñamo) y alimento verde como diente de león, espinaca y pamplina. Sin embargo, dado que las semillas secas no forman parte de la dieta de los pájaros silvestres y tampoco de los caiques silvestres, les ofreceremos sobre todo frutas y bayas que variarán de acuerdo con la estación. No obstante en realidad los caiques no comen la fruta, sino que exprimen la pulpa y extraen el zumo.

Los caiques son los únicos loros que alimentan a sus polluelos dentro del nido incluso durante la noche. También se les ha podido ver ¡alimentándose durante la noche! 

Reproducción

Cria
Los caiques (Pionites) son reproductores estacionales que empiezan a criar en primavera, generalmente en el mes de abril. Algunos avicultores han observado que los machos pueden mostrarse agresivos con las hembras durante este período. La frecuencia de este comportamiento disminuye si las parejas se forman a partir de individuos muy jóvenes. La cópula tiene lugar varias veces al día dos o tres semanas antes de la puesta. Unos días antes de la puesta del primer huevo se observan ciertos cambios en las hembras que muestran un abdomen extremadamente distendido. Esto es algo que no sucede en otros psitaciformes. Aparentemente puede parecer que la hembra sufre una retención del huevo, sin embargo es algo completamente normal en esta especie. De hecho es bastante divertido observar a la hembra paseando por la jaula con el aspecto de estar "preñada".

Puesta
Las puestas suelen ser de 2 a 4 huevos que son incubados por la hembra durante 26 días. Cuando se acerca el momento de la eclosión se ha observado que la hembra sale periódicamente del nido para tomar un baño y regresa a él con el plumaje mojado. La razón de este comportamiento no se sabe con certeza aunque puede suponerse que haciendo esto, la hembra eleva el nivel de humedad del nido. Cuando nacen los polluelos están cubiertos por un plumón amarillo pálido. Durante el período de incubación los caiques pueden mostrarse muy agresivos. Durante la noche el macho duerme dentro del nido junto a la hembra. Las crías se desarrollan mucho más lentamente que la mayoría de los psitácidos. No abren los ojos hasta los 27 días después de la eclosión en contraste con la Cacatúa galah que lo hace a los 12 días o el Eclectus alrededor de los 18 días. El primer cañón de pluma no aparece hasta los 30 días. A los cincuenta días le habrán salido todos los cañones de las plumas que no se abrirán hasta transcurridos 60 días. Permanecen dentro del nido hasta los 70 u 80 días de edad antes de abandonarlo. Una vez que salen del nido estarán todavía de 10 a 14 días con los padres hasta que sean capaces de alimentarse por sí mismos. A menudo sucede que cuando eclosionan cuatro polluelos o incluso cuando sólo son tres, el más pequeño, el último en nacer, es invariablemente ignorado por sus padres. No crece como sus hermanos de mayor edad y por último empieza a perder peso hasta que finalmente muere. Cuando observamos este tipo de abandono podemos retirar al polluelo e intentar criarlo a mano.  

Nido

El nido de los Caiques (Pionites) son muy importantes para su reproducción. El error más frecuente es construirlos excesivamente grandes y lo mismo sucede con el orificio de entrada. El lugar donde lo colocamos tiene también una gran importancia. Debe situarse alejado de la observación y de la luz directa.

El nido deberá ser un lugar caliente, oscuro y confortable, además de robusto para evitar su destrucción ya que a los caiques les gusta mucho roer la madera. De hecho es importante suministrarle ramas frescas para que puedan satisfacer su necesidad de roer. Sea cual sea el modo de alojamiento, para un caique la buena calidad del nido es primordial. Las dimensiones del nido son 25 cm x 25 de base y 60 cm de profundidad. Es aconsejable dejarles el nido durante todo el año ya que las parejas adultas suelen utilizarlo para dormir. Además la hembra pasa gran parte del día y de la noche, ya sea época de cría o no, royendo el interior del nido.

Los caiques suelen retirarse a dormir muy pronto, por lo menos una hora antes de la puesta del sol y por la mañana se despiertan más tarde que los otros loros. 


 
Especies similares